la_region
Domingo 28 de Agosto de 2016

Fray Luis Beltrán busca regularizar el servicio de agua potable

Desde que tomó posesión, el municipio comenzó con una serie de obras en la planta potabilizadora y a atender reclamos.

A pocos días de haber tomado posesión del servicio de agua potable en la ciudad, la Municipalidad de Fray Luis Beltrán comenzó esta semana a regularizar la prestación del suministro domiciliario en gran parte de los barrios, a partir de una serie de obras realizadas en la planta potabilizadora, y de los trabajos de reparaciones de red que se vienen llevando adelante en la vía pública. La intención es "garantizar un servicio eficiente a los vecinos beltranenses", expresó el municipio.

En la planta potabilizadora ubicada en Eva Perón y el río Paraná, bajo la supervisión técnica del subsecretario de Servicios Sanitarios de la Municipalidad, Alberto Campitelli, los trabajos de reacondicionamiento son continuos. Entre las obras ejecutadas en tres semanas, el funcionario especificó que "se ha hecho el recambio de pantallas de deflectores de una de las piletas de decantación, la limpieza e impermeabilización de dos tolvas de sedimentación, y la colocación de la salida para una nueva bomba".

A raíz de la bajante que viene mostrando el río en las últimas semanas, el municipio decidió tomar prevenciones "para la colocación de una segunda bomba suplementaria para la extracción de agua", según anticipó Campitelli.

Desde que el municipio tomó posesión del servicio, se recibieron 110 reclamos por roturas y pérdidas de cañerías de red en la vía pública. En tres semanas se solucionaron 55 con el trabajo de las cuadrillas.

No obstante, Campitelli reconoció que la red de distribución del servicio, construida hace más de cuatro décadas, "no tiene capacidad para llegar con la presión apropiada a los barrios más alejados", por lo que continuarán colocándose cañerías de un diámetro superior a las originales.

Con el respaldo técnico y financiero de la provincia, las obras en la planta potabilizadora proseguirán con la limpieza de la otra pileta decantadora y con la colocación de una segunda bomba sumergible de río, entre otras tareas. "A diferencias de semanas anteriores, cuando se vaciaron cañerías para trabajos de reparación, no hemos tenido quejas ni reclamos de vecinos por turbidez en el agua", concluyó el funcionario.

Comentarios