Policiales
Miércoles 01 de Junio de 2016

Fraude: en Gendarmería no constataron arreglos en móviles de la policía

Al menos la mitad de los vehículos de la policía de Santa Fe peritados por Gendarmería Nacional no presentan indicios de haber sido reparados recientemente.

Al menos la mitad de los vehículos de la policía de Santa Fe peritados por Gendarmería Nacional no presentan indicios de haber sido reparados recientemente. Así se desprende de las conclusiones del informe pericial solicitado a especialistas de la fuerza nacional por el fiscal Roberto Apullán, quien investiga posibles maniobras defraudatorias relacionadas con arreglos y cambios de repuestos en móviles policiales en el ámbito del departamento de Logística (D4) de la Jefatura de la policía provincial.

"Si bien está vigente el estado de reserva de las actuaciones investigativas, para satisfacer los principios de publicidad e información con relación a la ciudadanía podemos detallar que las pericias indican que, en más de la mitad de los vehículos, se corroboró la ausencia de indicios de reparación, repintado, arreglos de partes motoras, sustitución de elementos lumínicos,u otrso circuitos que hacen al funcionamiento de los móviles en cuestión", detalló el fiscal Apullán.

Anticipo de pruebas. En ese marco, el funcionario remarcó que los resultados de las pericias realizadas por Gendarmería tienen "el carácter de anticipo jurisdiccional de prueba". En tal sentido, el fiscal explicó que "esta posibilidad fue solicitada judicialmente y aceptada por el juez de la Investigación Penal Preparatoria. Esto permite que todas las evidencias recabadas en el marco de la investigación ya tienen naturaleza probatoria para un eventual juicio oral y público".

La investigación comenzó el 4 de mayo con la denuncia del ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, ante el Ministerio Público de la Acusación luego de una denuncia anónima en la que se suministró información precisa sobre un posible caso de defraudación. El fiscal Apullán ordenó entonces siete allanamientos en talleres mecánicos, una casa de repuestos y en dependencias de Logística de la Jefatura provincial y de la Unidad Regional I. En esos procedimientos se secuestraron un colectivo, cuatro camionetas y cinco autos cuyos peritajes quedaron a cargo de Gendarmería.

Actualmente la causa no tiene imputados pero se espera que a medida que avance la investigación se involucre a policías de distintos rangos así como a particulares cuya participación habría posibilitado la maniobra delictiva, sacando un provecho económico de ello en perjuicio del Estado.

Aval del ministro. Tras conocerse el resultado de las pericias, Pullaro señaló que "el fiscal está trabajando con mucha seriedad y la investigación está avanzando en función de pericias y otros elementos probatorios". Y agregó: "La denuncia que hicimos pretende marcar un camino. Cuando me presenté en la Fiscalía lo hice en función de lo que siempre planteamos, y es que no vamos a tolerar la corrupción institucional en ninguno de sus ámbitos. Pero también lo hicimos para defender a los buenos policías que salen a la calle y con acciones concretas honran el uniforme".

"Yo tengo que cuidar la seguridad y el dinero de los santafesinos. No olvidemos que el gobierno destina 60 millones de pesos por mes para el mejor funcionamiento de la policía de Santa Fe, y eso tiene que significar móviles y el resto de los instrumentos operativos en perfectas condiciones". Y remarcó que "los policías del D4 están licenciados a la espera de la decisión de la Justicia".

Comentarios