Información Gral
Lunes 24 de Octubre de 2016

Frankfurt clausuró la 68ª Feria del Libro

La 68 edición de la Feria del Libro de Frankfurt, la cita cumbre del mundo editorial, concluyó ayer en la ciudad del Meno, con un ligero aumento de visitantes en comparación con el año pasado.

La 68 edición de la Feria del Libro de Frankfurt, la cita cumbre del mundo editorial, concluyó ayer en la ciudad del Meno, con un ligero aumento de visitantes en comparación con el año pasado.

Cerca de 278.000 personas, según datos provisionales, se acercaron al mayor escaparate literario del mundo, en el que durante cinco días se dieron cita cerca de 7.000 expositores provenientes de unos 100 países.

La cifra de profesionales que llegó a Frankfurt se situó en unos 142.300, lo que supuso un incremento del 1,3 por ciento en relación a 2015. En lo que al público se refiere, los organizadores contabilizaron un total de 135.723, un plus de un 0,3 por ciento en comparación con la edición anterior.

Los invitados de honor, Holanda y Flandes, ceden ahora el testigo a Francia, país que en 2017 desembarcará en el corazón de Europa, en la ciudad que vio nacer a Goethe, haciendo gala de su potencial innovador y con la intención de ahondar en una mayor cooperación con Alemania.

En esta 68 edición de la Feria del Libro de Frankfurt se reivindicó una vez más como un espacio de compromiso con la libertad de expresión. Muestra de ello fueron las repetidas críticas al régimen turco por la persecución masiva de la cultura y el periodismo y la presentación de "El partenón de libros", una instalación de la artista argentina Marta Minujín que será el proyecto estrella del festival documenta 14 de Kassel y que constituye un símbolo contra la censura.

El arte fue el otro gran protagonista este año en Frankfurt. La presentación del libro "Sumo", del pintor y creador multimedia británico David Hockney, centró buena parte de las miradas y del interés mediático. Tampoco pasó desapercibido el aterrizaje en la ciudad del Meno de grandes museos como el MoMA de Nueva York.

A pesar de que la feria continúa explorando los límites del mundo editorial y expandiéndose en su vertiente tecnológica y de desarrollo de contenido, no ha perdido su esencia y ha demostrado que el negocio de venta de derechos sigue constituyendo su espina dorsal.

Al igual que en su anterior edición, este año en Frankfurt se han dado cita unos 600 autores y más de 7.000 expositores provenientes de unos 100 países del mundo.

De cara al año que viene se avecinan pocos cambios. La elección de Francia como país invitado pone de manifiesto que, de nuevo, el mayor evento editorial del mundo mantendrá su carácter europeo.

Unos 70 escritores franceses llegarán a Alemania en la edición número 69 de la feria para dar muestra del "savoir faire" de la literatura gala, la que cuenta con más premios Nobel de Literatura, un total de 15.

Además, desde enero, con ayuda de sus institutos culturales, pondrá en marcha una programación cultural que incluirá la celebración de eventos literarios, musicales y artísticos en diferentes ciudades del país centroeuropeo.

Comentarios