Ovación
Miércoles 24 de Agosto de 2016

Fórmula E: El retorno de Pechito

López volvió a subirse a un monoplaza. El último fue un Renault de F-1.

Prácticamente diez años después, José María López se subió a un auto de Fórmula. No pudo cumplir el sueño de llegar a la Fórmula 1 como merecía, pero sí en el de competir en la cada vez más jerarquizada Fórmula E. Ayer se subió por primera vez al auto del equipo Virgin, con el que competirá en la temporada 2016/17, que comenzará el 9 de octubre en Hong Kong, con buenas referencias y un 10º puesto final. Fue en el circuito inglés de Donnington, donde la categoría realizó pruebas comunitarias. Con el número 37.

Fue un día de adaptación para Pechito, que volvió a sentir la adrenalina de subirse a un monoplaza, algo que no hacía desde que era tester de Renault en F-1. Parecido desde el exterior, de mucha potencia y hasta con un ruido que no es tan distinto, en vistas de que la máxima categoría volvió a entrar en la era turbo. Por la mañana clavó el 8º puesto y por la tarde, cuando se bajaron todos los tiempos, quedó 10º sobre 18 pilotos, a 1,590s del mejor tiempo, logrado por el suizo ex Fórmula Uno Sebastian Buemi, el campeón por otra parte. Y acaso la referencia más importante quedó a 0,740 de su compañero en Virgin (también ex escudería de F-1) Sam Bird.

Pechito abortó su última salida porque a un minuto y medio del final apareció una bandera roja. El cordobés volverá a rodar hoy. El sueño de debutar está cerca.

Comentarios