Cristina Fernández
Martes 29 de Noviembre de 2016

Fiscalía pidió el embargo preventivo del patrimonio de los hijos de Cristina Fernández

Entre los bienes embargables figuran 16 inmuebles, varios de ellos terrenos en El Calafate, las participaciones en tres sociedades Hotesur SA, Coma SA y Los Sauces SA, más un vehículo marca Honda.

La Fiscalía solicitó hoy al juez federal Julián Ercolini que dicte el embargo preventivo de los bienes que componen el patrimonio de Máximo y Florencia Kirchner, heredado del fallecido expresidente Néstor Kirchner.
Fuentes judiciales informaron que los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques precisaron que se impone la medida cautelar frente "a la intención" de la expresidenta Cristina Fernández y sus hijos "de diluir" su patrimonio "en pos de que no pueda ser tutelado por la justicia".
Entre los bienes embargables figuran 16 inmuebles, varios de ellos terrenos en El Calafate, las participaciones en tres sociedades Hotesur SA, Coma SA y Los Sauces SA, más un vehículo marca Honda.
"Realizaron distintas operaciones sobre la numerosa cantidad de bienes que integran el acervo hereditario del expresidente Néstor Kirchner y sobre los bienes de la sociedad conyugal, que implicaron el traslado de la titularidad sobre los mismos", indicaron los fiscales.
En ese sentido señalaron que Fernández "decidió ceder y transferir a sus hijos -y estos aceptaron- la totalidad de los derechos sucesorios y de los bienes gananciales, el 10 de marzo de 2016", apenas "pocos días después de que el titular del Juzgado número 11 del fuero (Claudio Bonadio) la convocara a prestar declaración indagatoria" en la causa dólar futuro.
La justicia ya embargó más de cinco millones de dólares y 50 mil pesos que había en cuentas y cajas de seguridad de Florencia Kirchner, bajo la sospecha de que su madre se los había transferido al ser convocada a declarar por Bonadio.
"Cristina Fernández de Kirchner se desprendió de prácticamente la totalidad de su patrimonio y se reservó el usufructo vitalicio de dos inmuebles -la Parcela 1 de la Manzana 42-C, matrícula 2754 del Departamento III de El Calafate y la U.F. 7, piso 5° del edificio ubicado en la calle Juncal 1409 esquina Uruguay de esta ciudad-, lo que demuestra su voluntad de seguir haciendo uso y goce de estos dos inmuebles, pero sin que ellos -ni ningún otro de los bienes de la sociedad conyugal con su esposo- se encuentren dentro de su patrimonio, logrando de esta manera frustrar cualquier medida cautelar de índole personal -inhibición general- que pudiera dictarse a su respecto", se sostuvo.
En una misma maniobra, "sus hijos ese mismo día, pero ante otro notario, aceptaron y agradecieron la donación realizada por su madre".
"Es cierto que no se ha acreditado en el expediente que los imputados estén dilapidando o manejando deliberadamente su patrimonio en detrimento de aquello por lo que deberán eventualmente responder, pero si debiera esperarse que ello suceda, el carácter mismo de la medida carecería de todo sentido", añadieron en el escrito ante Ercolini.
Los fiscales destacaron que la Unidad de Información Financiera (UIF) pidió la medida cautelar "sobre la totalidad de los bienes que conformaban el acervo hereditario del expresidente Néstor Kirchner", al señalar que "el patrimonio del ex mandatario se encontraba sospechado de haberse incrementado fraudulentamente a través de las distintas maniobras" en la causa por asociación ilícita.
Se remarcó que "luego de la muerte de Néstor Kirchner, sus herederos, su esposa Cristina Fernández de Kirchner y sus hijos Florencia y Máximo Kirchner, este último también en su carácter de administrador judicial del sucesorio, continuaron los negocios que se venían llevando a cabo en relación al alquiler de hoteles a empresarios amigos, como Lázaro Báez, a través de la empresa Valle Mitre SA".
Según el dictamen, la expresidenta "no sólo cedió a sus dos hijos la parte de la herencia que le correspondía por los bienes gananciales adquiridos por su marido, sino que además, cedió la totalidad de los bienes gananciales inscriptos a su nombre, sobre los cuales únicamente sus hijos deberían haber heredado el 50 por ciento correspondiente a Néstor Kirchner y el otro 50 por ciento permanecer en el patrimonio de la exmandataria".
"De esta manera, los hijos de los expresidentes -Máximo y Florencia Kirchner- son los actuales titulares de los bienes de sus padres que consiste en dinero en efectivo -el que en parte ya ha sido cautelado en poder de Florencia Kirchner-, propiedades inmuebles en la provincia de Santa Cruz y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un automotor y participación en las sociedades Coma SA, Hotesur SA y Los Sauces SA".

Comentarios