Edición Impresa
Sábado 23 de Marzo de 2013

Ficciones y documentales seleccionados para hacer memoria en las escuelas

El Centro Audiovisual Rosario ofrece a los docentes una colección educativa de videos para compartir con los alumnos

La historia de Tatiana y su hermana Laura, hijas de padres secuestrados y desaparecidos en 1977 durante la última dictadura militar, tiene un final distinto al de tantos nietos que desconocen su verdadera identidad y viven bajo la tutela de los apropiadores. Se trata de dos de las primeras nietas recuperadas por las Abuelas y que pudieron conocer su pasado. Los hechos son recogidos en una ficción disponible para ser compartida en las escuelas. No es la única: hay otra buena selección de videos que conforman la colección Huellas de la Dictadura, del Centro Audiovisual Rosario (CAR). Un espacio que propone a las producciones audiovisuales como recursos pedagógicos para tratar temas tan necesarios y profundos, como los derechos humanos.

El CAR —depende de la Secretaría de Cultura y Educación municipal— está ubicado en pleno parque Urquiza, en Chacabuco 1371. Desde el espacio se organizan y promueven distintas actividades para los escolares, quizás entre las más conocidas esté la famosa Videoteca Ambulante Bongo Rock.

Sin embargo, el sitio ofrece otros materiales muy valiosos, de acceso abierto a distintas instituciones, entre ellas las escuelas.

Una de las integrantes del CAR, Alejandra Cáceres, que trabaja sobre todo en el área educativa, cuenta que llegan muchos pedidos de centros culturales, de lugares barriales, entre otros, pero no siempre como desearían desde las escuelas.

Por eso se empeña en contar que los docentes y alumnos pueden acceder al patrimonio de la videoteca municipal. Y en especial repasa de qué disponen para abordar fechas como el 24 de Marzo, Malvinas.

Colección. "Contamos con la Colección Educativa Videomaestro, armada desde los seis mil títulos que tenemos, hay documentales y ficción", dice Cáceres, y agrega que de esa colección surgió el proyecto Huellas de la Dictadura, el primer volumen donde se aborda el oscuro período de la historia argentina comprendido entre 1976 y 1983.

Huellas se organiza en dos ejes: "Las infancias de la dictadura" y "Memorias urbanas". El primero está integrado por cinco cortometrajes (de ficción y documental) que abordan la historia de niños y niñas despojados de sus familias. Son: "Abuelas: 30 años buscándote", "Generación Golpe", "Lucía y las cosas", "El balancín de Iván" y "Tatiana Sfiligoy".

En "Memorias urbanas" recogen hechos de la dictadura en Rosario, y reúne dos documentales clave: "350" que cuenta la obra del artista plástico Fernando Traverso y la pregunta por sus bicicletas; además de "Arderá la memoria" que recoge la historia de las Madres de Rosario.

Un dato interesante para los educadores es que en el sitio www.centroaudiovisual.org.ar se ubica cada una de las propuestas, de las que se puede ver un trailer, además una sinopsis, datos de la producción, y una serie de sugerencias para trabajar en el aula. Y todas estas explicaciones en una versión disponible para imprimir. También se suma una contextualización histórica de la dictadura y sugerencias bibliográficas.

Patrimonio. Alejandra Cáceres explica que el material del que disponen es muy valioso en varios sentidos: por la calidad y porque buena parte no se encuentra en otros sitios: "El patrimonio de la videoteca viene de los festivales, como el Latinoamericano que se hace todos los años y este va por el 20º aniversario. Tenemos animación, documental, ficción, experimental. También nos proveemos del Festival Ojo al Piojo, donde hay material hecho por chicos y por adultos para chicos. Más el de Una Mirada Mayor, que recibe películas del Incaa; y de Canal Encuentro y de Paka Paka".

El desafío para quienes trabajan en este espacio y con las escuelas es que a los materiales audiovisuales no se los piensen sólo como entretenimientos, sino como buenos recursos pedagógicos que pueden ser un aporte para tratar temas difíciles con los chicos.

"Es común que los docentes se acerquen al CAR a pedir material cuando hay algún acto o fecha patria a conmemorar; sobre todo cansados de lo que proporcionan los manuales y buscando una propuesta más interesante. La idea es que vean a este recurso como una herramienta educativa", cuenta Alejandra Cáceres.

Otra de las opciones es el material producido por estudiantes secundarios a través de "Ver para saber", una iniciativa que se realiza en forma conjunta entre el CAR y el Museo de la Memoria. El año pasado se trabajó sobre Malvinas.

En todos los casos, "la Colección Educativa —dice Cáceres— la pensamos también como una posibilidad de educar la mirada, al espectador que vive en una sociedad audiovisual. El video bien puede ser una propuesta pedagógica".

Comentarios