Política
Lunes 24 de Octubre de 2016

Férrea defensa de la reforma política

El jefe del bloque de Diputados nacionales del PRO, Nicolás Massot, defendió ayer el proyecto de reforma política impulsado por el oficialismo, que prevé el voto electrónico, al considerar que es un sistema "totalmente seguro" al que "hay que darle una oportunidad".

El legislador destacó que "lo más importante" que hace esta reforma, que ya tiene media sanción de la Cámara baja, "es darle un golpe al clientelismo" político y sostuvo que la boleta electrónica, además, "agrega rapidez y transparencia en el sufragio".

Consultado por la nueva forma de sufragar, cuya seguridad es puesta en duda por expertos en informática que, además, señalan su fracaso en otros países, Massot dijo que "es totalmente seguro el sistema porque la boleta tiene el soporte electrónico que cuenta los votos más rápido y un soporte físico", porque "el voto se imprime".

"Deberías tener un batallón de hackers en todos los cuartos oscuros del país para poder realmente alterar una elección", agregó, en ese sentido, el referente macrista.

Massot también advirtió que "el nuevo sistema no libera de la necesidad de tener fiscales y de chequear la elección" sino que aleja "algunas prácticas que son muy comunes y facilitan el fraude".

"Además, te libera de algo muy importante: elimina el voto nulo, que en nuestro país se acerca al millón de electores", añadió el diputado, por lo que concluyó que "el punto más importante de la reforma es el cambio del instrumento de votación".

En ese sentido, el diputado enfatizó que "el sistema es totalmente seguro y, aunque se pueda alterar el chip, jamás puede hacerse con lo que está impreso".

Por último, aseguró que las dudas en torno al nuevo sistema de voto "se disiparán instantáneamente el día que esto se utilice" y recordó: "Todas las reformas generan interrogantes, pero hay que darles una oportunidad".

Polémica. En medio del rechazo del kirchnerismo a la reforma política, el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández salió al cruce de las declaraciones de Massot al advertir que "es falso" lo que dijo acerca del voto electrónico ya que, aseguró, "fue hackeado" cuando se usó en la ciudad de Buenos Aires, sin dar mayores precisiones sobre ese supuesto ataque.

Fernández también insistió, a través de su cuenta de Twitter, en que "en 2005 Alemania aplicó por primera vez la urna electrónica y en 2009 lo declaró inconstitucional".

El jueves pasado, tras un largo debate, se le dio media sanción a la reforma política, que además de la boleta electrónica para las elecciones nacionales prevé la inclusión de la paridad de género.

La propuesta, girada al Senado, recibió el aval de 152 votos de diputados de Cambiemos, el Frente Renovador (FR) y el bloque Justicialista, mientras que hubo 75 negativos del Frente para la Victoria (FpV) y el Peronismo para la Victoria y tres abstenciones del Frente de Izquierda.

Comentarios