Edición Impresa
Sábado 14 de Noviembre de 2015

"Feriarte", una buena excusa para mostrar el día a día de la escuela

La Primaria Nº 64 Pablo Riccheri realizó su tradicional muestra de talleres. Una estrategia con historia que le permitió duplicar la matrícula

Obras de teatro, dibujos, trabajos en madera, cuentos, muestras de ciencias y hasta lo que produce una huerta escolar convocaron a las familias a la 10º Feriarte, la feria donde la Escuela Nº 64 Pablo Riccheri invita a conocer su trabajo diario. Desde hace 10 años realizan talleres, una estrategia que sostienen docentes y directivos y ha favorecido la recuperación de la educación pública duplicando, en ese lapso de tiempo, la matrícula de alumnos.

En cada salón de la primaria de Moreno al 900 estaban exhibidos las distintas producciones de los chicos, donde se cruzaban leyendas y artesanías con unas máscaras muy creativas que aludían a un trabajo institucional que la Riccheri se dio a partir de la película "El viaje de Gaia", un corto del Ministerio de Innovación y Cultura y la Secretaría de Estado de la Energía provincial que propone pensar en el cuidado del ambiente.

Todas las producciones estaban atravesadas por una mirada creativa y expresiva de los chicos. Fue lo mismo que volcaron al escenario para representar alguna obra de teatro o interpretar algún baile tradicional. La directora Silvia Giacobi estaba más que satisfecha por la actividad que se vivía el jueves 5 de noviembre pasado, por la participación de las familias pero más por el trabajo comprometido de los docentes. "Todo esto que se ha logrado se lo debemos a ellos", dijo invitando a recorrer la experiencia de esta primaria.

Recuperación. La Riccheri fue una de las escuelas primarias de Rosario EM_DASHla mayoría del macrocentro de la ciudadEM_DASH golpeadas por el paso de la ley federal de educación de los 90, y que 2006 el Ministerio de Educación de Santa Fe, cambió de categoría. El cambio se da por la transformación de la matrícula, en este caso por la disminución.

Casi diez años después, la primaria Riccheri ha visto crecer la cantidad de chicos en sus aulas y de menos de 200 que asistían por aquel entonces hoy superan los 400, además de haberse vuelto abrir el turno tarde (turno que también se había cerrado).

En esa tarea mucho tuvieron que ver el sostenimiento de la calidad educativa y los talleres que se ofrecieron como alternativa de formación basada en el arte, en la expresión, y desarrollados en extensión horaria.

A eos espacios expresivos que ya vienen funcionando, este año sumó el de huerta escolar orientado a favorecer la educación ambiental y la alimentación saludable. Lo desarrollan en un sector del patio, donde siembran diferentes especies. Otro de los talleres se propone recuperar las tradiciones y culturas populares. Se llama Costumbres Argentinas y entre otras tareas invita a conocer las canciones y danzas de las distintas regiones del país. También aquí lo que se aprende se vuelca luego en producciones infantiles.

El día de la Feriarte cada rincón de la Riccheri tenía algún testimonio de cómo se trabaja en lo cotidiano, y especialmente en los talleres de inglés, periodismo, expresión corporal, artesanías, origami, ajedrez, informática, música, guitarra y teatro, además del de costumbres argentinas y huerta escolar.

"Vení a izar la bandera con nosotros, hay talleres de música, educación física y niños pintores", invitan Nico y Agustín de 2º grado en un cartelito escrito con imprenta mayúscula para promover la riqueza de su escuela, difundido en la revista preparada para esa jornada. Y Vera y Candela, también de 2º agregan en otro: "Podés venir a la mañana y a la tarde queremos que vengas a aprender con nosotros y divertirte mucho. Vas a aprender a leer y a escribir".

Comentarios