Edición Impresa
Lunes 11 de Mayo de 2015

Fein no sabe cómo decir que no es Fein

La intendenta de la ciudad debió sortear en el último tiempo una aclaración impensada.

La intendenta de la ciudad debió sortear en el último tiempo una aclaración impensada. Cuando concurre a algún barrio o se encuentra con la prensa, además de las preguntas de rigor sobre aspectos de su gestión en la ciudad, Mónica Fein tuvo que desmentir que la fiscal del caso Nisman sea parienta suya. Incluso una versión le adjudicaba la relación de hermana con Viviana Fein. Fueron tantas las oportunidades en las que tuvo que referirse al tema que llegó a evaluar la grabación de un tape donde se refiriera a la cuestión, aunque eso finalmente fue descartado. ¿Habrá quedado claro?

Los robos que se repiten a un banco

Entre las autoridades del Banco Municipal existe una gran preocupación acerca de la reiteración de atracos a sucursales, cajeros o bocas recaudadoras de esa entidad. Además de los tres robos más conocidos este año, computan un par más que pasaron desapercibidos, por tratarse de intentos o hechos menores, el año pasado. Nadie descarta una connotación política en el asunto, cuyo objetivo sería, más que el botín, tener trascendencia pública contra una institución oficial de la ciudad. Dicen que no se registran antecedentes de una seguidilla semejante y que los asaltos ocurren a pesar de haberse tomado todas las medidas de seguridad ordenadas por el Banco Central. ¿Se develará el misterio?

Federico, pasión de multitudes

La presentación, el sábado pasado, de la gran actriz Cristina Banegas en la sala Lavardén con “Los caminos de Federico”, espectáculo basado en textos de Federico García Lorca, se vio recompensada con la concurrencia de una gran cantidad de público, que aplaudió a rabiar la brillante interpretación desplegada sobre el escenario. Entre los concurrentes se pudo observar a varios notables, como el poeta Jorge Isaías, el artista plástico y crítico (además de escritor) Rubén Echagüe y la perennemente hermosa Gachi Santone. El único lunar de tan bella noche fue la actitud irrespetuosa de algunos desubicados que abandonaron la sala antes de que terminara el espectáculo, creando notorias molestias al resto del público. Si la gran poesía no es de su gusto, se hubieran quedado en casa.

Comentarios