Edición Impresa
Martes 19 de Enero de 2016

Favores para Boquita

El presidente de Boca, Daniel “Tano” Angelici, recibió un favor grande de parte del gobierno porteño y se quedó con los terrenos de Casa Amarilla, donde planea construir un estadio shopping que reemplace a La Bombonera.

El presidente de Boca, Daniel “Tano” Angelici, recibió un favor grande de parte del gobierno porteño y se quedó con los terrenos de Casa Amarilla, donde planea construir un estadio shopping que reemplace a La Bombonera. El club xeneize fue el único oferente en la “Licitación con Iniciativa Privada para el desarrollo y Mejoramiento Urbano Casa Amarilla”, cuyos sobres se abrieron ayer en las oficinas de Soldati de la Corporación Sur, dependiente del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Boca se quedó de esta manera con tres hectáreas valuadas en 180 millones de pesos para construir un espacio “recreativo para los vecinos”, según el texto de la licitación. Pero los vecinos se movilizaron en varias oportunidades para resistir el proyecto porque aseguran que Angelici en realidad quiere construir un estadio para Boca que contaría con 80 mil butacas, shopping y restaurantes. Esta idea es también rechazada por hinchas del club que no quieren que la mítica Bombonera donde juega Boca quede en el olvido.

Un “ñoqui” en Seguridad

Los funcionarios macristas que revisan los contratos estatales no paran de toparse con sorpresas. Alejandro “Pitu” Salvatierra, el puntero K que lideró las tomas del parque Indoamericano, donde Sergio Berni fue una figura clave para destrabar el conflicto, acaba de ser echado del Ministerio de Seguridad de la Nación que conduce Patricia Bullrich. Fuentes oficiales confirmaron que figuraba como empleado administrativo de la Subsecretaría de Participación Ciudadana, pero no cumplía tareas. Salvatierra saltó a todos los medios cuando encabezó la toma del predio del Parque Indomaericano, en Villa Soldati, que duró diez días y finalizó con la muerte de tres personas. Más tarde se presentó como candidato a legislador por el Frente para la Victoria, pero no logró ingresar. Sin embargo, tuvo un lugar en el Ministerio de Seguridad. Actualmente cobraba un sueldo de 24 mil pesos, en bruto, revelaron fuente oficiales.

Comentarios