Policiales
Martes 07 de Junio de 2016

Falsos clientes asaltaron un local de venta de lana en barrio Belgrano

Tres hombres armados redujeron a la dueña, a dos nietos y a tres mujeres que estaban comprando en el negocio. Se llevaron dinero.

Graciela Navone tiene un negocio de venta de lana en el barrio Belgrano. Ayer a la mañana un muchacho entró al negocio simulando ser un cliente. Detrás de él ingresaron dos cómplices y enseguida decidieron terminar con la farsa: inmovilizaron a la comerciante, a sus dos nietos y a tres clientas. Con la situación controlada se llevaron unos cuatro mil pesos, de la recaudación del local y algunos ahorros de la mujer en pesos uruguayos. Las clientas tampoco se salvaron del atraco, ya que los anillos y el efectivo que tenían fueron a parar a los bolsillos de los ladrones.

A las 9.30 de ayer Graciela atendía en su local a una clienta ubicado en forma contigua a su casa de Ecuador al 700. Uno de sus nietos mellizos dormía en el interior de la vivienda mientras el otro chico estaba sentado frente a computadora. Cuando dialogó con LaCapital ya habían transcurrido dos horas del atraco y la mujer todavía estaba shockeada.

Pánico. "Entró una señora y detrás de ella un muchachito que quería comprarme lana. Detrás de él ingresaron otros dos jóvenes. Uno nos apuntó con un arma y nos metieron en la pieza. Yo quería ir a buscar al mellizo que estaba durmiendo pero no me dejaron. Tenía pánico de que le hicieran algo al chiquito y les decía que les daba toda la plata que había en el negocio", explicó Graciela lloriqueando.

En medio del robo entraron dos clientas y corrieron la misma suerte que el resto de las víctimas. También terminaron encerrados los dos chicos. Sin obstáculos a la vista, los ladrones continuaron su faena delictiva.

"Revisaron los modulares y desordenaron todo. Se llevaron un monedero con pesos uruguayos que nos habían quedado del último viaje que hicimos con mi marido a Uruguay para visitar unos amigos", comentó la mujer.

También recogieron unos cuatro mil pesos, de la recaudación de negocio, el celular de la comerciante y los anillos de las clientas y las billeteras con el efectivo que tenían. "Se llevaron hasta las monedas", se lamentó la comerciante, aunque que no fueron lastimadas por los malhechores.

Previa. Al parecer los intrusos hicieron un trabajo de inteligencia previo al atraco. "El chico que entró primero fingiendo ser un cliente había venido dos veces a comprar lana", recordó.

Cuando ya habían transcurrido media hora del robo, los ladrones se subieron a un Chevrolet Corsa color champán y se marcharon. En medio del asalto un vecino pudo tomar nota la patente del vehículo de los delincuentes y se lo comunicó al 911.

Con ese dato, la policía se enteró de que el vehículo fue registrado unos diez minutos después del robo por una videocámara en el cruce de Teniente Agneta y Juan José Paso, en el barrio Empalme Graneros. Pero al cierre de esta edición, los ladrones no habían sido localizados por la policía.

Comentarios