La ciudad
Domingo 05 de Junio de 2016

Falleció a los 88 años el crítico literario Adolfo Prieto, quien fuera declarado ciudadano ilustre en 2006

Tenía 88 años. Nacido en San Juan, vivió gran parte de su vida en Rosario. Había sido declarado Ciudadano Ilustre en 2006

El destacado docente y crítico literario Adolfo Prieto falleció a los 88 años en Rosario. Había llegado muy joven desde su San Juan natal, donde nació en 1928, y se desempeñó como decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

Se doctoró en la Universidad de Buenos Aires en 1953 con la tesis "El sentimiento de la muerte a través de la literatura española (siglos XIV y XV)". En 1959, y con sólo 31 años, fue designado como decano de la vieja Facultad de Filosofía y Letras que, en ese entonces, dependía de la Universidad Nacional del Litoral; el cargo lo ocuparía hasta 1964 y sería el último director de la casa de estudios antes de su intervención, en 1966, durante el gobierno militar de Juan Carlos Onganía.

Fue profesor de literatura argentina y latinoamericana en la Universidad Nacional de Rosario y en la Universidad de Florida (EEUU), en Gainesville, de la que era profesor emérito desde 1996. Ese año decidió presentar el libro "Los viajeros ingleses y la emergencia de la literatura argentina" en Rosario y, de ahí en más, radicarse definitivamente en la ciudad tras 30 años enseñando en el exterior: 17 de ellos, en Estados Unidos.

Como docente dictó clases también en las universidades de Buenos Aires, Cuyo y Bahía Blanca, Montevideo (Uruguay), Besançon, Rennes, Caen y Nanterre en Francia, Ottawa (Canadá), Maryland, California, La Jolla y Berkeley en Estados Unidos.

Prieto fue autor de Sociología del público argentino (1956); La literatura autobiográfica argentina (1962); Estudios de literatura argentina (1968); Diccionario básico de literatura argentina (1968); El discurso criollista en la formación de la Argentina moderna (1988) y Los viajeros ingleses y la emergencia de la literatura argentina (1996), entre otros títulos, además de ser el creador de la revista Contorno, junto con otros intelectuales.

Además, en el ámbito local tuvo gran trascendencia con su colección Conocimiento de la Argentina, que preparó para la Biblioteca Constancio C. Vigil (1974). Fue lector y colaborador de Capítulo: Historia de la literatura argentina (1967-68) y fue galardonado en 1996 por la Fundación Konex con un "Diploma al Mérito por Teoría Lingüística y Literaria".

En 2013 se publicaron sus poemas inéditos. El libro, llamado "Tiempos, signos, lugares", cuenta con 17 poemas que se ubican en San Juan, Rosario (en los dos períodos que la habitó) y las distintas ciudades en las que vivió desde 1978 hasta 1996.

El orden de los poemas da cuenta del recorrido personal de uno de los grandes críticos de la literatura argentina: instaló su casa en Rosario, recordó la infancia en San Juan y su época de profesor universitario en diversas ciudades estadounidenses como La Jolla, Gainesville y Seattle, lugares reflejados en el poemario.

Este crítico, que en una entrevista para el diario La Razón de 1956 se definió como "un escritor que va a la literatura para sentirse y ser eficaz", había sido declarado Ciudadano Ilustre por el Concejo Municipal de Rosario en 2006. "El deber del escritor consiste en ser eficaz en su oficio. Por eficacia entiendo el poder de llevar a la conciencia de los lectores una visión trascendente del mundo en que se vive", comentaba por entonces en artículos periodísticos.

Comentarios