Edición Impresa
Viernes 07 de Marzo de 2014

Factores que desvelan al Palacio de los Leones

Mónica Fein asumió ayer en el Palacio Vasallo una deuda por saldar.

Consciente de que el constante reclamo de seguridad en boca de los rosarinos será determinante para el futuro de lo que resta de su administración y toda aspiración de continuidad, Mónica Fein asumió ayer en el Palacio Vasallo una deuda por saldar. Y después de trazar un diagnóstico sin demasiadas sorpresas, proyectó varias alternativas tendientes a frenar una escalofriante estadística en ascenso, alimentada a diario por la violencia armada y el narcotráfico.

Está claro: es inviable una nueva demora en la implementación de soluciones que, con el aporte y el compromiso de todo el arco político, deberán potenciar políticas públicas territoriales que se desactualizan con el correr de los días.

Estrategias de contención cuyo desgaste sinceraron a La Capital no pocas voces oficialistas durante un cierre de 2013 signado por intentos de saqueos a supermercados en Rosario y Villa Gobernador Gálvez.

Fein tampoco ocultó frente a los concejales sus necesidades presupuestarias. Reclamó el doble de fondos para el año que despunta y sumó el pedido de una "discusión seria" al respecto.

Aunque la búsqueda de consenso entre las bancas nunca le resultó fácil al momento de potenciar las arcas. Sobre todo si el mecanismo es un reajuste tarifario o tributario. Lo certifica la reciente negativa que cosechó el mensaje de suba del pasaje de colectivo.

Comentarios