Información Gral
Domingo 17 de Julio de 2016

Facebook activó una ventana de ayuda ante los avisos de suicidio

Por ahora, Compassion está disponible sólo en los Estados Unidos. Actúa cuando una nota de despedida es advertida por la red social.

Facebook puso en marcha en los Estados Unidos una herramienta que permite avisar a la propia red social de que algo le puede estar pasando a uno de nuestros amigos o a nosotros mismos.

Una nota triste, un mensaje descarnado en el muro que suena a despedida o un comentario excesivamente sombrío. Si el usuario detecta cualquier indicio que le haga sospechar que ese escrito es realmente una nota de suicidio o anuncia una autolesión, podrá alertar directamente a la red social. Este aviso llegará directamente a un área específica que trata esta problemática y que tiene un nombre muy significativo: Compassion.

La novedad ha sido recibida con los brazos abiertos por muchos usuarios, que han calificado la herramienta de "muy útil" en sus perfiles de redes sociales. Sin embargo, expertos y psicólogos alertaron del peligro que puede suponer ya que vulneraría de alguna manera la intimidad del usuario.

Ante las observaciones, Jasmine Probst, responsable del nuevo apartado de Facebook, se mostró contundente: "Nos preocupamos por las personas que utilizan Facebook", dijo. La ejecutiva explicó que la intención de la red social es "crear un ambiente que permita al usuario expresar sus sentimientos con autenticidad y conectarse con lo que les importa".

La red de Zuckerberg ha dispuesto una serie de pasos a dar en una página dedicada a ello, de manera que el usuario cuente siempre con un recurso al que dirigirse para alertar de esta situación de riesgo. Este área se encuentra bajo el paraguas de lo que la compañía ha bautizado como "social good" (bien social) y se dedica en exclusiva a ir perfeccionando este tipo de herramientas con el fin de ayudar a la comunidad.

Es que al final, según opinó Probst, "resulta más cómodo y efectivo alertar del riesgo de suicidio mediante un simple clic y sin salir de Facebook que descolgar el teléfono" para clamar ayuda, algo que sin duda retrae a muchos.

No obstante, la red social trabaja de forma coordinada con los servicios asistenciales y en España, por ejemplo y en concreto, con el Teléfono de la Esperanza, una línea oficial de asistencia.

Facebook desarrolló la herramienta en estrecha colaboración con dichas organizaciones de forma que se aseguren que la respuesta es lo más efectiva posible.

¿Qué sucede en la sede de Facebook cuando se recibe una alerta de este tipo? "Tenemos equipos trabajando ininterrumpidamente en todo el mundo que revisan los reportes que recibimos", explica Probst, y este equipo experto prioriza la alerta en función de la gravedad, para luego movilizar recursos o la ayuda necesaria a la persona en dificultades.

¿Cuánta gente ya se ha salvado gracias a este protocolo y herramientas? Sonrisa y silencio hizo Probst, sugiriendo que Facebook no quiere entrar en el juego de los números cuando lo que está en juego son vidas. Pero se intuye que dado el elevado número de usuarios y el creciente equipo dedicado a esta asistencia, son muchas las personas que en Estados Unidos han sido asistidas con éxito en momento de desesperación.

Facebook, desde hace tiempo, es algo más que una simple plataforma en la que se puede disfrutar de videos divertidos de animales o noticias curiosas; es una herramienta de comunicación global en la que algunos dejan escrita su despedida póstuma en lo que supone un paso previo al suicidio.

El anuncio de una muerte en la red puede que muchos la miren con indiferencia pero otros la contemplarán con pavor seguramente. ¿Puede evitarse efectivamente la desgracia? Desde la red social —que nos avisa de los eventos deportivos más importantes, de las catástrofes naturales que ocurren en el mundo y también nos permite avisar que estamos bien a nuestros contactos ante una catástrofe natural o un atentado— están de momento convencidos que Compassion habrá de ser una útil herramienta.

Las redes. Los suicidios, como problema central en los Estados Unidos, se han incrementado en ambos sexos y en todos los grupos de edad, excepto entre los mayores de 75 años. Una de las franjas más afectadas es la que va entre los 45 y los 64 años: en el último año se quitaron la vida 30 de cada 100.000 hombres pertenecientes a este grupo y casi 10 de cada 100.000 mujeres.

Cuando analizan los posibles causantes, el reporte oficial cita "el abuso de analgésicos, la crisis económica que impacta en las personas, la falta de tratamiento de los problemas mentales y el efecto de internet en los individuos".

Cada vez son más los estudios que relacionan las redes sociales con cierta lesión en la autoestima personal (particularmente los adolescentes) porque en un ejercicio inconsciente el usuario despierta envidia al leer y ver las fotos de las "proezas", viajes y momentos felices de sus "amigos".

"Las páginas pueden hacer que los chicos se sientan incluso peor si llegan a creer que no están a la altura de sus amigos debido al número de visitas, mensajes actualizados y fotos de personas felices que la están pasando muy bien", dijo Gwenn O'Keeffe, pediatra de la zona de Boston.

Los especialistas perciben que "Facebook provee una visión distorsionada de lo que en verdad está ocurriendo, no hay manera de ver las expresiones faciales ni leer el lenguaje corporal que provee contexto. Por eso, las redes podrían causar más dolor que situaciones cotidianas de la vida como sentarse en una cafetería", según O'Keeffe.

Comentarios