Economía
Sábado 24 de Septiembre de 2016

Fabricantes de calzados de Santa Fe estiman una caída de ventas del 20 por ciento

Los fabricantes de calzado de Santa Fe estiman que hacia fin de año la caída de actividad del sector será del 20 por ciento respecto a 2015, pasando de 140 millones de pares vendidos a 110 millones.

Los fabricantes de calzado de Santa Fe estiman que hacia fin de año la caída de actividad del sector será del 20 por ciento respecto a 2015, pasando de 140 millones de pares vendidos a 110 millones.

Así lo expresó el gerente de la Cámara Santafesina del Calzado, Alberto Serra, quien indicó que "no se le encuentra la vuelta al frío del mercado".

Según indicó, el panorama se agrava por la suba en el ingreso de mercadería del exterior. Según datos oficiales del Observatorio de Importaciones, a la fecha se importaron 19.326.118 pares de calzados con origen en Brasil, Vietnam, China e Indonesia.

El ministro de la Producción, Luis Contigiani, señaló: "Junto a la Federación Industrial de Santa Fe estamos relevando datos de Aduana diariamente de cada sector. En calzados, el dato es que a esta altura de 2015 se habían importado cinco millones menos de pares. La diferencia año a año es hasta ahora 4.890.254 pares".

El viernes 30 de septiembre, el Observatorio presentará un nuevo informe en Rafaela con la información al cierre de septiembre. En la provincia se hace más del 15 por ciento del calzado de origen nacional, con fábricas y talleres en varias localidades. Las más grandes son las plantas de Grimoldi, en Arroyo Seco; Wyler's, en Alcorta, y Funcional, en Pérez, que cuentan entre las tres con unos 700 empleados.

Gerardo Cucco, titular de la firma Wyler's, que emplea a 148 personas, informó que "en estos días se están concretando las operaciones para la próxima temporada de invierno, y los pedidos ya arrancan con una baja del 25 por ciento respecto a este año".

Una reconocida marca de zapatos de mujer, entre tanto, discontinuó la compra de lo que elabora esta firma en Alcorta, reemplazando ese calzado con mercadería del exterior. "Estamos haciendo todo el esfuerzo posible para recuperar ese cliente, que nos significaría poder mantener a todo el personal ocupado. Para nuestra localidad, es muy importante", agregó Cucco.

Según la Cámara del Calzado, hasta fin de año hay un colchón para aguantar achicando turnos y horas y sin que se produzcan despidos. El escenario podría empeorar si no mejoran las variables. Desde la Secretaría de Comercio de la Nación se planteó el compromiso de establecer informalmente algún cupo importador y propiciar una reactivación del consumo interno. Con los datos a la vista, ninguna de las dos cosas funcionó hasta aquí.

Comentarios