Edición Impresa
Sábado 08 de Noviembre de 2008

Experiencias estimulantes

La experiencia que reúne a las escuelas alrededor de una muestra (como la Nº 1.202 de Rosario) encierra interesantes dimensiones didácticas:

  • Es muy importante aprender haciendo, ya que el componente experiencial hace que los aprendizajes sean más significativos. En la escuela se reduce muchas veces el conocimiento a un saber teórico, no manipulativo que, por ese motivo, es menos estimulante.
  • El trabajo en grupos facilita la cooperación y el diálogo. Todo lo aprendemos entre todos. Es importante que los niños y las niñas sepan que no sólo se aprende de los libros y de los profesores. Unos de otros pueden aprender muchas cosas interesantes.
  • Es muy educativo difundir el trabajo y que otros lo vean. No se aprende para uno solo sino para compartir con otros. Resulta estimulante ver lo que otros hacen porque se comprueba que no estamos solos: hay muchas escuelas, docentes y alumnos empeñados en mejorar el mundo.
  • Es muy importante que los padres y las madres vean el trabajo de los alumnos y alumnas, porque integramos una comunidad de aprendizaje de la que no puede estar excluida la familia. Hace falta un pueblo entero para educar a un niño. O mejor: hace falta un buen pueblo para educar bien a un niño.

(*) Pedagogo (Universidad de Málaga).

Comentarios