Edición Impresa
Sábado 29 de Marzo de 2014

Experiencias en empresas privadas y en públicas

"Es bueno el poder insertarse en el mundo laboral, hacer una experiencia y tener una ayuda económica", dice Analía Sachini, alumna de comunicación social. Pero también advierte que le gustaría más realizar tareas relacionadas a su formación. Tiene 24 años y está a punto de graduarse. "En noviembre de 2012 comencé la pasantía en el Distrito Sur de la Municipalidad de Rosario. Primero estuve en la oficina de Presupuesto Participativo, desde fines de noviembre y hasta la fecha trabajo en la oficina para Habilitaciones de Comercios, Industrias y Servicios. Mi contrato es hasta mayo de 2014", relata sobre su pasantía.

"Al ser estudiante de comunicación todo el trabajo era nuevo para mí, pero me adapte porque una compañera me guió muy bien, fue como mi «profesora», ya que eran todos temas que yo no maneja", admite y describe sobre su relación con su pasantía: "No me quejo, me tocaron compañeros muy buenos, si necesito días para rendir, estudiar o lo que sea, me los dan, es mi derecho. Son muy flexible con eso, también podemos cambiar horarios y tenemos 10 días de vacaciones".

Cuenta que no es la única que ejerce tareas diferentes a su formación, como compañeras de estudio que trabajan en el Tribunal de Faltas o en Catastro. Dice además que hay pasantías con tareas relacionadas a la atención telefónica o a los vecinos, "pero no más cercano que eso a la comunicación social".

El sueldo mensual por este empleo de pasante es 1.980 pesos. Recibe los aumentos de los empleados municipales, sin embargo hay diferencia en las fechas de cobro: "Mientras ellos cobran entre los días 5 y 10 de cada mes, a nosotros nos pagan entre el 20 y 25". En cuanto a las relaciones con el Sindicato de Municipales, Analía comenta que no tienen casi contacto, pero cuando hay paro los pasantes no trabajan.

Advierte que en las empresas privadas los pasantes cobran más, algunos cerca de cuatro mil pesos, con la misma cantidad de horas de trabajo que los de organismos oficiales. Y suelen desempeñarse en tareas más compatibles con sus estudios.

Otra experiencia. Otra alumna de comunicación social comparte su testimonio de pasante, esta vez en una empresa privada. Es Candela Díaz, quien trabaja en el Departamento de Comunicaciones Internas, del área de Recursos Humanos de Acindar: "Mi función pasa por tareas variadas como la redacción de notas para internet, registro de noticias de la firma en la prensa impresa regional, organización de eventos como entrega de medallas y premios por antigüedad a los empleados, diagramación de campañas fuertemente ligadas a la concientización en temas de seguridad, salud y capacitación".

"Nos pagan 4.500 pesos, —continúa Candela— casi el doble de lo que abona la Municipalidad, pero hay una hora de traslado porque la planta está en Villa Constitución. La empresa se hace cargo del transporte y la comida. Tengo cobertura médica, como todos los empleados".

Comentarios