Política
Miércoles 18 de Mayo de 2016

Expectativa por el futuro del magistrado federal

La Sala I de la Cámara de Casación pospuso en las últimas horas un fallo para decidir si el juez federal Claudio Bonadio seguirá juzgado a Cristina Kirchner por el caso de la venta del dólar futuro o si, por el contrario, corresponde apartar al magistrado.

La Sala I de la Cámara de Casación pospuso en las últimas horas un fallo para decidir si el juez federal Claudio Bonadio seguirá juzgado a Cristina Kirchner por el caso de la venta del dólar futuro o si, por el contrario, corresponde apartar al magistrado.

Si prospera la recusación y apartan al juez, el procesamiento de la ex presidenta, dictado la semana pasada, devendrá nulo.

La Sala I de la Cámara de Casación nacional es presidida en estos momentos por la jueza Ana María Figueroa e integrada por los jueces Gustavo Hornos y Mariano Borinsky.

La rosarina Figueroa, presidenta de la Sala, es la que tiene la potestad de determinar los tiempos con que son tratados los casos y la oportunidad en que son resueltos. Fue Figueroa quien entendió que no era el momento de resolver el asunto.

Casación debe fallar sobre la admisibilidad del recurso de Casación que presentó uno de los procesados en la causa del dólar futuro.Si lo admiten es cuando la jueza Figueroa convocaría a una audiencia a las partes para escuchar sus argumentos y se analizaría si Bonadio debe quedarse o ser apartado. Si lo apartan, todas las decisiones que tomó como juez de la causa dólar futuro, incluido el procesamiento de Cristina Kirchner, serán nulas.El Código dice que "si se hiciere lugar a la recusación, los actos (del juez recusado) serán declarados nulos siempre que lo pidiese el recusante". Si se abre el caso y no se define de inmediato, la amenaza de nulidad sobre toda la causa de dólar futuro quedará latente.

Comentarios