Información Gral
Miércoles 24 de Agosto de 2016

Exitoso trasplante de manos a un niño de 9 años que había sufrido una severa infección

La cirugía de diez horas devolvió la alegría a Zion Harvey, residente de los suburbios de Baltimore. "No me siento diferente" dijo en rueda de prensa.

Ha transcurrido poco más de un año desde que Zion Harvey, de 9 años, recibió un doble trasplante de manos, y ayer dijo que lo que realmente quiere hacer es jugar fútbol americano.

"Me siento feliz por mis nuevas manos, y no me siento diferente. Me gusta que ahora puedo lanzar una pelota de fútbol más lejos que cuando no tenía manos", comentó durante una sesión informativa en el Hospital Infantil de Filadelfia, donde en julio de 2015 fue sometido a una cirugía que demandó más de diez horas. Su madre, su médico y terapeutas físicos estuvieron acompañándolo en la conferencia de prensa.

El paciente de trasplante de manos más joven del país ha pasado por una larga rehabilitación para aprender a utilizar sus nuevas manos. Zion perdió sus manos y pies por amputación hace siete años después de sufrir una infección grave, y tiene prótesis en las piernas que le permiten caminar.

Hace un mes, el niño de los suburbios de Baltimore presumió sus nuevas habilidades al realizar el primer lanzamiento en un juego del equipo de béisbol Orioles de esa ciudad.

Scott Levin, líder del equipo que operó a Zion, dijo que el pequeño afrontó la cirugía de una manera mejor que la que muchos adultos que tienen que pasar por procedimientos más sencillos.

"Nunca he visto llorar a Zion", comentó Levin. "Nunca he visto que no quiera realizar su terapia. El es simplemente un ser humano admirable, ya sea niño o adulto. Tiene tal valentía y determinación que nos inspira a todos''.

Zion dijo que su madurez proviene "de las dos personas más maravillosas: mi mamá y mi abuela", y le advirtió a su madre: "No comiences a llorar".

En Estados Unidos se han sometido a trasplante de manos 28 personas, y a once se les reemplazaron las dos, según la Red Unida para la Donación de Organos. A nivel mundial, cerca de 100 personas han tenido trasplante de mano o de brazo.

La madre de Zion, Pattie Ray, dijo que ha sido una larga travesía pero que ahora siente como si estuviera viviendo su sueño. "Es su sueño, pero también es el mío. Yo simplemente estoy viviendo a través de él, y solamente estoy aquí para apoyarlo de cualquier manera y ayudarlo a hacer cualquier cosa que quiera realizar, si se trata de una pelota de béisbol, no una de fútbol americano. Sólo una de béisbol".

Zion les dijo a los reporteros que su mamá no le permitirá tratar de jugar fútbol americano, y trató de refutar sus argumentos de que es demasiado peligroso al señalar que jugaría contra niños pequeños, no contra profesionales. Ella le respondió que hablarían sobre eso posteriormente.

"Mi próxima meta será convencer a mi mamá a que me deje jugar fútbol americano", subrayó Zion.

Comentarios