Edición Impresa
Sábado 31 de Octubre de 2009

Estudiantes que saben y brillan

Desde chico mis viejos me sugirieron que haga las cosas lo mejor posible, dentro de mis posibilidades. Y más o menos fue eso lo que hice". Así de simple explica Brian Plüss cómo llegó a ser un alumno 10 en la Universidad, el promedio con el que egresó como licenciado en ciencias de la computación de la Facultad de Ingeniería (UNR), en 2008. Otros dos graduados brillantes, Juan Manuel Debernardi y María Soledad Yadanza, reconocen que la pasión y el esfuerzo están los secretos para ser un buen alumno.

Desde chico mis viejos me sugirieron que haga las cosas lo mejor posible, dentro de mis posibilidades. Y más o menos fue eso lo que hice". Así de simple explica Brian Plüss cómo llegó a ser un alumno 10 en la Universidad, el promedio con el que egresó como licenciado en ciencias de la computación de la Facultad de Ingeniería (UNR), en 2008. Otros dos graduados brillantes, Juan Manuel Debernardi y María Soledad Yadanza, reconocen que en la pasión por lo que les gusta y en el esfuerzo están los secretos para ser un buen alumno.

Brian, Juan Manuel y María Soledad, junto a otros estudiantes, fueron reconocidos a principios de mes con la distinción "Cuadro de Honor" que otorgan en forma conjunta Punto Biz, la Fundación Banco Municipal y la empresa Sesa Select.

Brian tiene 30 años y cursa un doctorado en lingüística computacional en Londres (Inglaterra). Dice que en sus planes está volver a trabajar a la Argentina. Nació en Carcarañá, donde terminó la secundaria en el Colegio Niño Jesús de Praga. Ya en la Universidad, cuenta que muchas materias las preparó "estudiando en grupo".

Mechar estudio con otras pasiones es sustancial para él, como viajar, leer, ir al cine o escuchar música. Otras pasiones son cocinar y estudiar idiomas extranjeros. "Hablo con fluidez inglés y portugués; pero estudié alemán, francés, chino mandarín, finlandés y ruso, que domino a distintos niveles entre más o menos arreglármelas y un precario balbuceo", dice.

—¿Cuáles son los "secretos" para ser un estudiante 10?

—No sé si hay secretos. Lo mío se fue dando, de a una materia por vez. No fue planeado, ni un objetivo. Desde chico mis viejos me sugirieron que haga las cosas lo mejor posible, dentro de mis posibilidades. Y más o menos fue eso. Para cada examen me preparaba hasta estar conforme con lo hecho. Eso no necesariamente implicaba saber todo, sino saber que seguir estudiando no hubiese hecho diferencia. Traté de nunca ir a buscar el 10, sino a hacer lo mejor posible. Lo que nunca hice fue dejar partes de una materia sin cubrir antes de ir a rendir.

—¿Cuál es tu mayor desafío profesional?

—Ser bueno en lo que hago, hacer algo que me llene intelectual y profesionalmente y aprovechar mi tiempo de la mejor manera.

 

Comentarios