Educación
Sábado 02 de Julio de 2016

Estudiantes norteamericanos aprenden español en Rosario

Son de la Universidad de Oregón y se capacitan a través de un programa internacional que ofrece la UNR

Desde hace quince años, la Universidad Nacional de Rosario (UNR) a través del Programa Internacional dependiente de la Facultad de Derecho, ofrece a estudiantes de la Universidad de Oregón aprender el idioma español en la ciudad y cursar seminarios sobre diferentes temáticas. Por estos días, 29 alumnos participan de este programa a través de un convenio establecido entre ambas universidades que también vincula a los jóvenes con la cultura local y latinoamericana. Es la primera vez que visitan Argentina, y aseguran que Rosario les parece una ciudad atractiva e interesante tanto por el paisaje como por su gente.

"Este programa permite el encuentro entre jóvenes y presentar nuestro idioma ante un país como Estados Unidos, tan necesario para los profesores como para cualquier otro profesional. No sólo es importante el español sino las implicancias culturales que surgen de estas experiencias y las posibilidades de entendimiento, aún cuando existan diferencias. El resultado de todos estos años siempre ha sido la integración", destaca la creadora y directora del programa, María Nélida De Juano. "Para los estudiantes rosarinos, este programa también posibilita un intercambio y aprendizaje, porque pueden participar de encuentros con los alumnos norteamericanos y conversar en inglés o español, de acuerdo al grupo de interés que los convoque, sea el deporte, la música, la política, o el arte", continúa.

Práctica intensiva

Durante cinco semanas, los estudiantes afianzan el español y reparten su tiempo de aprendizaje y práctica entre la gramática y la conversación a través de un curso intensivo de cuatro horas diarias. "Para conocer bien un idioma y hablarlo con fluidez nunca es suficiente, sin embargo avanzan bastante, incorporan más vocabulario y por supuesto mucha práctica. También genera motivación para continuar los estudios, porque una cosa es prepararse con un libro, y otra muy distinta vivenciarlo. Lo interesante, además es que al aprobar la materia aquí en Rosario, la nota que obtienen es reconocida como crédito en su universidad", especifica la profesora con respecto a estos estudiantes que tienen entre 19 y 23 años. Otros alumnos participan de programas más extensos y cuya especialización se vincula con otros intereses como derechos humanos, regulaciones penales, o el trabajo del periodista en zonas de conflicto.

La directora del programa destaca la función que cumplen las familias —previamente elegidas y aprobadas por la universidad— que ofrecen alojamiento a los estudiantes norteamericanos. "Son el primer contacto que los jóvenes establecen en la ciudad, y este lazo favorece su integración. La información y percepción que cada familia le brinda al estudiante resulta importante, porque en definitiva es lo que registra, asimila, y recuerda el resto de su vida", manifiesta la profesora.

Todos los programas ofrecen actividades sociales y culturales, una clase de tango por ejemplo, también la navegación por el río Paraná o un recorrido por la ciudad. Los estudiantes visitaron además el Museo de la Memoria y los Tribunales Federales. "Los jóvenes siempre son muy críticos, preguntan cosas que quizás nosotros no haríamos, pero siempre les gusta nuestra ciudad". De Juano destaca además que tomar mate frente al río es una de las cosas que más apasiona a los estudiantes extranjeros. "Oregón es una ciudad hermosa con una geografía parecida a la de Bariloche, pero rodeada de otras ciudades y trece puentes que las conectan. Entonces encuentran muy atractiva Rosario", concluye.

Conocer la ciudad

Antes que ingresaran a clase, La Capital intercambió algunas palabras con los estudiantes de Oregón, los más avanzados en el idioma se presentaron en español, y el resto lo hizo en inglés. En Estados Unidos asisten a clases diarias de una hora, pero en Rosario permanecen casi cuatro horas frente al profesor, y lo practican todo el día. Kris, estudiante de Ciencias Económicas y de segundo nivel de español, abre la charla. "Me gusta mucho Rosario, es una ciudad muy linda y su gente muy amigable, aunque estoy un poco abrumado todavía con tanto español", admite el joven, seducido en especial por los boliches de la ciudad y la cumbia.

Lukas, Ross y Jimee están en el nivel cuatro, por eso comprenden y se expresan muy bien en español. Lukas, estudiante de portugués, italiano y español, dice que desde el primer momento que llegaron a la ciudad se sintió muy cómodo. Jimee coincide con su compañero y comenta que es la primera vez que viaja a la Argentina, y aunque visitó varias veces otro países de habla hispana como México, y resalta algunas diferencias, "aquí los ciudadanos son más abiertos y cálidos, también mi familia de Rosario es muy interesante y simpática", dice la joven que estudia danza y español en la Universidad de Oregón.

Más testimonios

Ross tiene 23 años, y comenta algo que todos asienten con risas: "Aquí todas las personas hablan, hablan y hablan", y agrega "el idioma es muy diferente del que escuchamos hablar por mejicanos en nuestro país, el acento es distinto, esto que generó que en los primeros días no entendiera mucho pero ya me acostumbré. Además estar en Rosario es como estar en casa, mi madre rosarina es muy amable y paso mucho tiempo con ella", refleja el estudiante fascinado con el baile y los chistes de los programas de televisión. Walker, otro de los estudiantes, coincide con Ross en la costumbre que tienen los rosarinos de hablar mucho, aún cuando no sepan inglés. "Puedo conversar pero todavía no tengo mucha práctica del idioma, este es mi segundo año de cursado", además descubrió gratamente que Rosario ofrece muchos lugares para almorzar y cenar.

En el caso de Katie, prefiere encontrarse con amigas que conoció en la ciudad, y descubrir de a poco sus costumbres, "es bastante difícil aprender el idioma pero estoy mejorando", admite la más joven del grupo. A Carli, estudiante de Relaciones Internacionales, también le gustaría visitar más lugares de la ciudad, "pero ya lo haré porque apenas estuve aquí una semana".

Más información sobre el Programa Internacional de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Moreno 642, teléfonos 4264192/4802639 interno 161/133.


Comentarios