Axel Kicillof
Sábado 18 de Junio de 2016

"Estoy indignado y enormemente dolido", lamentó Kicillof por el escándalo de López

El ex ministro y actual diputado lamentó que por un "corrupto" como López se intente deslegitimar todo un proyecto político.

El diputado nacional por el Frente para la Victoria (FpV) y ex ministro de Economía, Axel Kicillof, se mostró ayer "enormemente indignado y dolorido" por la detención con millones de dólares a punto de esconder del ex secretario de Obras Públicas del gobierno kirchnerista, José López, y opinó que "no puede ser que por un corrupto se intente deslegitimar todo lo bueno y claramente provechoso que ha llevado adelante nuestro espacio político para la gente".

"Lo primero que tengo para decir es que tengo una enorme indignación frente a este caso", dijo Kicillof, y explicó que su "indignación" y "bronca como militante" se relacionan "con miles y miles de pibes, compañeros y compañeras mayores, vecinos, que militan y que nada tienen que ver con este tipo de sujeto ni con millones de dólares ni con bolsos".

"Ha sido duro y dolorosísimo porque se vio al tipo (López) con bolsos y eso te genera una terrible indignación", dijo.

"La verdad es que no puede ser que por estos casos de corrupción que aparecen después manchen o pretendan manchar o deslegitimar a la militancia y a la política en general, o traten de deslegitimar todo lo bueno y todo lo claramente provechoso que ha llevado adelante nuestro espacio político para la gente", remarcó.

"Hay que terminar con estas cosas, y para eso necesitamos que la Justicia actúe con ecuanimidad", añadió el legislador, "con todas las fuerzas y más allá del partido político, y más allá de quien está en el gobierno", y pidió que "lo haga rápidamente, porque si no queda todo en una nebulosa mucho tiempo y en un manto de sospechas".

"Ya sea porque la tiraron en bolsos a un monasterio, o la tiren en un paraíso fiscal y nunca se vea, la Justicia debe ir a fondo con estos hechos", concluyó.

Pacho O'Donell. Por su parte, el historiador Mario Pacho O'Donnell, durante años cercano al kirchnerismo, consideró ayer que la "corrupción" que desnudó el caso de José López estuvo "organizada desde la Casa Rosada" y advirtió que la ex presidenta Cristina Kirchner debería pedir "disculpas como un gesto de dignidad".

Cuando se le inquirió si creía realmente que la ex presidenta y su esposo y antecesor, Néstor Kirchner, estaban involucrados en la presunta corrupción a partir de la obra pública, O'Donnell repreguntó: "El tema es el siguiente, ¿quién firmaba los expedientes con tremendos sobreprecios?".

"Desgarrado y con mucho dolor", el historiador sostuvo que "las explicaciones no caben en este caso" —en alusión a las que pretendió dar Cristina—, e insistió en que la ex presidenta debería pedir "disculpas".

Comentarios