Selección argentina
Martes 14 de Febrero de 2017

Estoy con Diego, Icardi no debe ser convocado

Mauro Icardi es un gran jugador, cualquier equipo del mundo quisiera tenerlo en su plantel, pero lo que hizo Icardi de seducir a Wanda Nara mientras era la esposa o ex de Maxi López, su ex compañero en Sampdoria en 2012-13, pulveriza uno de los principales mandamientos que gobiernan los vestuarios de fútbol.

No hay ensañamiento con Mauro Icardi. Imposible haberlo si es un jugador del carajo. Un delantero que cualquier equipo del mundo quisiera tener. Se aclara esta cuestión por si algún caído del catre, que nunca faltan en estos casos, cree que existe un encono personal hacia el futbolista de Inter. Pero, por más pergaminos que engorden su currículum, está bien que hasta el momento tenga cerradas las puertas para jugar en la selección argentina.

Si Edgardo Bauza, como se presume luego de su promocionado tour europeo, llega a convocarlo, se estaría equivocando feo. El Patón, hombre capaz y técnico inteligente si los hay, debería decodificar el mensaje que bajó Maradona apenas se enteró de la reunión que mantuvieron el DT y jugador en Milán. Diego no sólo tomó como una traición aquel encuentro bajo el invierno milanés, sino que ayer cortó directamente el diálogo con el Patón. Y eso que tenían buena relación y que además compartieron el plantel en Italia 90.

bauza1.jpg

"No pienso hablar más con Bauza. Quiero verlo ahora diciéndole a Messi si quiere ir a comer a la casa de Icardi o que Icardi vaya a comer a la de Messi después de lo de Maxi López". Maradona tiene los cojones para decir lo que la mayoría del mundo piensa y no se anima a hacerlo público. O eligen el atajo de ir pour la galerie. Pero lo que hizo Icardi de seducir a Wanda Nara mientras era la esposa o ex de Maxi López, su excompañero en Sampdoria en 2012-13, pulveriza uno de los principales mandamientos que gobiernan los vestuarios de fútbol. En esto no tiene banca sacar a relucir la siempre oportunista expresión que "quién esté libre de pecado que tire la primera piedra".

Por más que quieran contar la historia de mil maneras o que no faltará algún trasnochado que se inmole por Icardi, tan desacertado no está Diego porque ningún técnico de la selección argentina se animó a convocarlo reiteradas veces al rosarino. Allá a lo lejos quedó una citación a las apuradas de Alejandro Sabella para las eliminatorias del Mundial 2014. Aquella vez lo incluyó más para que no se nacionalizara italiano que por convencimiento. Además, el DT aprovechó que Messi no concurrió a esa convocatoria por estar lesionado. Se verá si Bauza cumple con la palabra empeñada ante Icardi y lo tendrá en cuenta para futuras citaciones. Si lo hace, habrá que felicitarlo al actual técnico de la selección porque se animará a dar un paso que realmente hará saltar la banca de opiniones encontradas.

Comentarios