Edición Impresa
Lunes 04 de Abril de 2011

Estoicismo y levedad

La interna dentro del Peronismo Federal (PF) va en camino a transformarse en un sonoro fracaso. Se debe admitir, sin embargo, que tanto Eduardo Duhalde como Alberto Rodríguez Saá —los únicos dos contendientes en la compulsa— han demostrado una ernorme valentía para enfrentar el ridículo...

La interna dentro del Peronismo Federal (PF) va en camino a transformarse en un sonoro fracaso. Se debe admitir, sin embargo, que tanto Eduardo Duhalde como Alberto Rodríguez Saá —los únicos dos contendientes en la compulsa— han demostrado una ernorme valentía para enfrentar el ridículo, que se inició ayer en Capital Federal y se extenderá hasta el 29 de mayo, cuando culmine la votación en la provincia de Buenos Aires.

Entre esas dos fechas, la “interna intinerante” paseará por toda la geografía argentina en medio de la indiferencia de los sectores independientes de la sociedad.

Cuando se decidió esta interna, el Peronismo Federal y el país eran otros. El llamado PJ disidente se agrupaba en contraste a una única figura: Néstor Kirchner. La muerte del ex presidente liquidó y le sacó razón de ser al PF. De ese espacio huyó Carlos Reutemann. Felipe Solá hace malabares para despegarse y Mario Das Neves se autodestruyó con el papelón electoral de Chubut. Sólo quedan Duhalde y Rodríguez Saá, estoicamente en la intrascendencia.

Comentarios