La ciudad
Jueves 09 de Junio de 2016

Estiman que no se hará este año el juicio por la explosión de Salta 2141

Lo reconoció la fiscal Argüelles por las dilaciones de las defensas. Decepción entre los familiares de las víctimas.

A casi tres años de la tragedia de Salta 2141, en la Justicia estimaron que "difícilmente arranque el juicio oral y público en 2016". Así lo reconoció la fiscal Graciela Argüelles, quien acusó a los once procesados que tiene la causa. "Los trámites previos se han demorado más de la cuenta, ya estamos cerca de la feria de invierno y todavía faltan definir varias cuestiones", apuntó. Argüelles dijo tener expectativas de que "para el tercer aniversario de la explosión haya fecha cierta del inicio del juicio". La dilación de los plazos judiciales generó "enorme frustración" entre los familiares de las víctimas.

La fiscal que intervino bajo el viejo sistema penal admitió que "hay pocas chances de que el juicio oral y público por la tragedia de calle Salta arranque este año".

"Todavía no lo podemos confirmar —continuó—, porque además depende del Tribunal, pero ante las demoras que se han producido en las etapas administrativas es una posibilidad cierta".

Argüelles lamentó que "el inicio del juicio no esté garantizado para este año. La Fiscalía hizo todos los esfuerzos posibles para que se aceleren los pasos legales, pero son cuestiones que nos exceden".

La representante del Ministerio Público apuntó que "recién esta semana se terminaron de presentar las defensas de los gasistas imputados y ahora se abre la etapa del ofrecimiento de prueba".

La funcionaria dijo tener expectativa de que "en agosto, cuando se cumplan tres años de la tragedia, podamos darle a los familiares de las víctimas una fecha certera del inicio del juicio oral y público".

La novedad generó desazón entre los familiares. Marcela Nissoria, ex esposa de Hugo Montefusco, uno de los 22 fallecidos, no ocultó su decepción por las dilaciones de la causa.

"Estas postergaciones judiciales dilatan nuestro duelo, no nos permiten cerrar un momento muy doloroso de nuestras vidas y arrancar otra etapa", declaró indignada.

Nissoria reconoció que "esta chance, de que el juicio se haga recién el año que viene, la empezamos a contemplar ante las demoras y artilugios que notamos en las estrategias de las defensas, que no hacen otra cosa que poner palos en la rueda para que el juicio no arranque".

Para la ex esposa de Montefusco, "más allá de la cuestión ética de los abogados de los imputados, que buscan ganar tiempo, hay un reglamento de procedimiento que les permite generar estas demoras y una Justicia que los termina avalando".

En ese sentido reflexionó: "Si ante esta causa que ha sido tan pública por la conmoción que generó en la sociedad la explosión, la tragedia, la muerte de 22 personas, la negligencia de una empresa de servicios públicos y sus controles, se demora tanto que se haga justicia, se imaginan lo que debe ser para personas anónimas, para expedientes no tan conocidos. Es terrible".

"Aunque tal vez al final del proceso haya condenas para algunos —siguió—, como dice el dicho popular, la justicia tardía y lenta no termina siendo justicia".

Cuando arranque el juicio oral y público serán juzgados once personas que están procesadas por estrago culposo agravado por la muerte de las 22 víctimas de la tragedia. En caso de una eventual condenada podrían ser sentenciados a un máximo de 5 años de prisión.

De acuerdo a la resolución que dictó en su momento la jueza Patricia Irma Bilotta, las personas imputadas son: los inspectores de la empresa Litoral Gas Gerardo Bolaños, Guillermo Oller y Luis Curaba; el jefe de esa sección, Claudio Tonucci, y la gerenta técnica Viviana Leegstra.

Además, también fueron procesados el gasista Carlos García y su ayudante, Pablo Miño; el gasista que trabajó doce días antes de la tragedia, José Allala; y los tres integrantes de la administración del edificio siniestrado, Mariela Calvillo, Norma Bauer de Calvillo y Carlos Repupilli.

Comentarios