Juegos Olímpicos Río 2016
Domingo 14 de Agosto de 2016

Están ansiosas: las mellizas rosarinas se tiran al agua a partir de las 11

Etel y Sofía Sánchez harán su rutina libre en 14º lugar.

Ovación / En Brasil.- "No falta nada para competir. Las mallas están listas, los entrenamientos a punto, ya queremos tirarnos al agua".

Las mellizas Etel y Sofía Sánchez debutan hoy en el imponente Centro Acuático María Lenk en la primera jornada de nado sincronizado, en este caso en rutina libre.

La actividad comenzará a las 11, pero ellos saldrán a mostrar sus aptitudes en el 14º turno entre 24 duetos participantes.

El único ruido que hubo en la previa fue el color del agua de la pileta, que de un día para el otro se puso verde, aunque todo el mundo supone aquí que para hoy ya estará solucionado. Y no es un inconveniente menor.

"Nosotras nos tenemos que mirar mucho abajo del agua, estamos bastante tiempo con las piernas para arriba y tenemos que buscar referencias en las paredes y en el piso y por ahí, si el agua está muy turbia, no se ve. Si es así buscaremos alguna otra referencia para que no pase nada", cuenta Sofía.

Parece insólito que en semejante competencia mundial sucedan esas cosas, pero pasan. De hecho, los entrenamientos matutinos de clavados del viernes debieron ser suspendidos por ese mismo motivo.

La cancelación se ordenó después de que jugadores de polo acuático, que estaban entrenando en la pileta adjunta que también se puso verde, se quejaron por el ardor que sentían en los ojos después que los técnicos decidieran incrementar la cantidad de cloro en un intento contrarreloj para recuperar cristalinidad.

Según se rumorea, el cuidado de las piletas no fue el adecuado por la falta de algunos productos químicos que no fueron utilizados y eso modificó el PH del agua.

"Es un deporte muy físico. La gente por ahí se confunde porque es un deporte muy lindo de ver y lo toma como un show. Pero la realidad es que entrenarlo es muy complicado. Para que te des una idea, nosotros estamos todo el tiempo con apneas, nos estamos ahogando para decirlo de una manera cruda y a veces no tenés ganas de salir con la mejor sonrisa, pero es así", explica Etel.

No está demás aclarar que la salida y el semblante, en este caso de la pareja, forma parte del puntaje. Y las deportistas salen verdaderamente exhaustas, pero es imprescindible que al menos simulen un rostro de felicidad. Y que respiren lo menos agitadas posibles.

"Hacemos gimnasia, natación, danza", amplia Etel para quienes hoy se prenderán por primera vez a la tele para ver nado sincronizado. "Es un deporte muy completo que requiere de mucho esfuerzo antes de que ustedes vean el producto final que es la rutina", completa la melliza.

La idea de las rosarinas es alcanzar el puesto 19, que es el mismo que obtuvieron en el Preolímpico, pero estar dentro de las primeras 20 parece ser la meta.

"Es un deporte en el que no hay muchas sorpresas, las rutinas ya se vienen viendo durante todo el año. De hecho, en el Preolímpico hicimos las mismas que vamos a realizar aquí. La idea es hacer lo mejor posible y después que los jueces decidan", dice Sofía con casi la misma sonrisa que va a necesitar hoy tras la rutina.

Mañana será el turno de la rutina técnica, para la que las rosarinas están programadas en el 17º lugar y el martes será jornada final, en la que las parejas clasificadas para esa instancia, que define medallas, repetirán la rutina libre de hoy.

Argentina no tiene representación por equipos, cuyas rutinas técnica y libre, en ese orden, se realizarán jueves y viernes.

Rusia, China y España son los principales candidatos para quedarse con las medallas en este deporte muy lindo de ver, pero terriblemente sacrificado.

Comentarios