Información general
Domingo 18 de Septiembre de 2016

Estado Islámico reivindicó un ataque que hirió a ocho personas en Estados Unidos

La Policía de Minnesota no quiso hablar de terrorismo ni de posibles vínculos con milicias u organizaciones islamistas internacionales.

La milicia radical Estado Islámico (EI) reivindicó hoy el ataque en el que un hombre acuchilló e hirió ayer a ocho personas en un centro comercial del Estado norteamericano de Minnesota.
Las autoridades no difundieron la identidad del atacante, pero el diario St. Cloud Times lo individualizó esta tarde como Dahir Adan, estadounidense de origen somalí que estudiaba en la universidad local y trabajaba como guardia de seguridad.
El agresor murió a manos de los policías que llegaron al lugar y, según relataron testigos, antes de acuchillar a cada una de sus víctimas les preguntaba si eran musulmanas, afirmó el jefe de la fuerza local, Blair Anderson, en conferencia de prensa.
El atacante entró al centro comercial vestido con el uniforme de una empresa de seguridad privada y tras acuchillar a ocho personas, fue acribillado por un policía de otro distrito que se encontraba allí de civil.
De los ocho heridos, sólo uno tuvo que quedar internado en el hospital más cercano.
Anderson no quiso hablar de terrorismo ni de posibles vínculos con milicias u organizaciones islamistas internacionales. "Vamos a ser diligentes y llegar al fondo de esto", aclaró.
El ataque en la pequeña localidad de St. Cloud, a unos 100 kilómetros al noroeste de Mineapolis, la principal ciudad de Minnesota, en el norte del país, pasó relativamente inadvertido para la prensa nacional e internacional, hasta que la agencia de noticias vinculada al EI, Amaq, informó que el atacante era "un soldado del califato", como suele llamar a los milicianos de ese grupo.
Según la agencia, el hombre lanzó ese ataque en el centro comercial "en respuesta a las llamadas a atentar contra los ciudadanos de los países pertenecientes a la coalición cruzada", en referencia a la coalición internacional encabezada por Estados Unidos que desde hace dos años bombardea desde el aire y ayuda desde la tierra a combatir el EI en Siria e Irak, los dos bastiones de la milicia.
Como ya ha sucedido en otros casos similares, nada indica que el atacante haya tenido un contacto directo, mucho menos entrenamiento o adoctrinamiento real con la milicia que nació y se hizo fuerte en Medio Oriente.
Según el St. Cloud Times, Adan fue identificado como el autor del ataque por la propia colectividad somalí local y lo último que dijo a sus familiares fue que iba al centro comercial a comprar un teléfono celular.
El líder de la comunidad somalí, Abdul Kulane, dijo que el joven era un estudiante brillante que no tenía antecedentes de violencia aunque sí infracciones viales.
En St. Cloud vive la mayor colectividad somalí en Estados Unidos y sus relaciones con las autoridades locales son a veces tensas.
En abril del año pasado, seis jóvenes estadounidenses de origen somalí fueron arrestados, acusados de que intentaban unirse al EI en Siria.
Mientras las autoridades locales y de Minnesota han reaccionado con cautela, el ataque coincidió con la explosión de una aparente bomba en el corazón de Manhattan, que dejó 29 heridos, y de otra explosión en la localidad de Seaside Park, en el Estado de Nueva Jersey, que no causó víctimas ni daños materiales graves.
Las tres hechos coinciden además con la víspera de la llegada de decenas de líderes mundiales y cientos de diplomáticos, que participarán esta semana de una nueva Asamblea General de la ONU, la principal cita anual de la organización en Nueva York.

Comentarios