Información Gral
Jueves 12 de Mayo de 2016

Establecen en ensayos con ratones que el virus zika causa microcefalia

Ayer se presentaron tres estudios a nivel mundial con resultados extraídos, por primera vez, de pruebas experimentales.

La comunidad científica mundial presentó ayer tres estudios que explican cómo el zika, cuya epidemia sigue extendiéndose y ya ha llegado a 57 países, infecta el cerebro de los bebés.

Uno de los ensayos, publicado en la revista Nature, consiste en la primera prueba experimental de que el virus zika causa microcefalia, al registrar ese fenómeno en bebés de ratón.

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que hay consenso científico como para afirmar que el zika causa microcefalia, investigadores de todo el mundo trabajan para demostrarlo y diseñar medidas contra él.

Alysson Muotri, primera autora del estudio publicado por Nature e investigadora en la Universidad de California (EEUU), consiguió ver al virus "con las manos en la masa" en los cerebros de los ratones.

Pudo demostrar que el virus zika atraviesa la placenta y que infecta al feto, provocando que al nacer tengan la cabeza más pequeña, que el cuerpo crezca menos y que aparezcan problemas de visión. Pero esto podría ser solo el principio.

"Los aumentos de casos de microcefalia en algunas zonas de Brasil ya sugerían la asociación entre zika y microcefalia, pero hasta ahora no había ninguna prueba consistente", dijo Muotri.

"Nuestros descubrimientos dan una prueba experimental directa de que el virus zika brasileño causa graves deformaciones en los fetos, y que el grado de gravedad de ellos, incluso más allá de la microcefalia, aún no se entiende".

Punta del iceberg. "Los datos indican que esto podría ser la punta del iceberg. Los animales tienen graves problemas de crecimiento intra-uterino, lo que significa que el desarrollo del feto en el vientre es muy pobre", explicó Muotri.

"Los medios de comunicación se han centrado en los bebés con las cabezas pequeñas, porque esas imágenes son profundamente dramáticas, pero el auténtico impacto sobre la salud parece ser más amplio y devastador", alertó la científica.

El trabajo también observó resultados similares en minicerebros 3D de laboratorio (organoides), creados a partir de células humanas. Los autores reportan que el virus interrumpe el desarrollo de las capas corticales del cerebro, la parte más exterior donde ocurren los procesos cognitivos más elaborados. Los resultados indican que el virus causa microcefalia al dirigirse hacia las células corticales progenitoras, induciendo muerte celular y alterando el neurodesarrollo.

Los autores de la investigación coincidieron en señalar que el virus podría ser la causa de un síndrome congénito más amplio que la microcefalia, en el que se observarían graves defectos estructurales.

Cepa brasileña. La cepa del virus zika que se ha utilizado en los experimentos es la brasileña, que EM_DASHsegún se comprobóEM_DASH resulta ser mucho más agresiva que la variante africana.

El virus ZikVBr es "muy diferente" de la primera cepa que se aisló en 1947 en Uganda (Africa), comentó Patricia Beltrao-Braga, coordinadora del estudio e investigadora en la Universidad de Sao Paulo (Brasil).

"Parece que la cepa brasileña ha evolucionado, de alguna forma, para adaptarse a los humanos", dijo por su parte Muotri. Es decir que además de haber adquirido más agresividad, el virus zika ha aprendido a multiplicarse en humanos.

Eso podría explicar porqué los casos de microcefalia se multiplicaron más en Brasil que en Colombia, otra nación afectada por el virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda trabajar en estrecha colaboración con los países castigados con el zika.

Gracias a las picaduras de los mosquitos del género Aedes, y a algunos casos de transmisión sexual, el virus ya ha infectado a millones de personas en todo el mundo. En la mayoría de los casos no provoca síntomas, y cuando lo hace estos suelen ser similares a los del dengue, pero más moderados. Los problemas más graves se centran con las embarazadas.

Los otros dos estudios fueron publicados en la revista Cell y en la publicación Cell Stem Cell. En esta última se detalla una investigación china. Dirigidos por Zhiheng Xu, en el Instituto de Genética y Biología de la Academia de Ciencias de China demostraron que los fetos de ratones infectados con zika sufren microcefalia. Pero a diferencia del estudio publicado en Nature, en el que eran las madres de ratón las infectadas, en este caso los experimentadores inyectaron el virus directamente en los cerebros de los fetos. Con esta prueba, pudieron ver cómo el cerebro sufría graves problemas de desarrollo a causa del virus y de las respuesta inmune.

Antecedentes. En el pasado abril los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) publicaron un informe en el The New England Journal of Medicine en el que evaluaban los datos disponibles para establecer una asociación causal entre el zika y la microcefalia.

La investigación subraya que el virus llegó a Brasil en 2013, donde el zika se ha asociado a malformaciones congénitas como la microcefalia y otros trastornos neurológicos como la de Guillain-Barré, que puede ocasionar parálisis. Desde entonces la cepa se ha extendido por numerosos países de América Latina.

Comentarios