Policiales
Jueves 16 de Junio de 2016

Está internado en el Heca y le imputan un crimen

Un joven quedó imputado ayer por el crimen de Juan Aguirre, asesinado el viernes pasado cuando fue asaltado en Larrea al 500. El sospechoso estaba internado en el Hospital de Emergencias donde ayer a la tarde se hizo la audiencia imputativa ya que su estado de salud no le permitió ser trasladado a Tribunales.

Un joven quedó imputado ayer por el crimen de Juan Aguirre, asesinado el viernes pasado cuando fue asaltado en Larrea al 500. El sospechoso estaba internado en el Hospital de Emergencias donde ayer a la tarde se hizo la audiencia imputativa ya que su estado de salud no le permitió ser trasladado a Tribunales.

Según fuentes judiciales, Walter Fabián F. quedó imputado de homicidio críminis causa (el que se comete para asegurar otro delito) y el juez Juan Carlos Curto le dictó prisión preventiva sin plazo. Por el momento el joven seguirá internado mientras se recupera de una herida de arma de fuego —aparentemente en el abdomen— en un hecho por el cual hasta ayer no había trascendido información.

Aguirre fue baleado en el pecho la mañana del viernes en Larrea al 500. Eran cerca de las 5.45 y caminaba con su mujer a la parada del colectivo como hacía todos los días para protegerla de un posible asalto. Allí se toparon con dos jóvenes que al parecer huían luego de intentar asaltar a un repartidor.

"Nos sorprendieron. Uno de ellos estaba súper pasado. El que llevaba el arma, no. Nos apuntaron y me pidieron el bolso. Les dije que llevaba ropa de trabajo y se lo di. Entonces fueron contra mi marido. Le pidieron el celular y él les dijo que no tenía. Mi miedo era que le encontraran el machete y nos atacaran con eso. Pero el que tenía el bolso me lo dio y salieron corriendo. Juan salió atrás y yo le gritaba que los dejara. Uno de los pibes se dio vuelta y comenzó a gatillar. La tercera vez, se oyó la detonación", contó Norma, la viuda de Aguirre, a este diario.

Días después la mujer reconoció a un muchacho en un libro de fotos de la policía y el lunes fue detenido en el Heca Walter F., quien había ingresado el sábado con una herida de arma de fuego.

El joven de entre 20 y 25 años —su edad no fue precisada— fue imputado ayer de homicidio críminis causa en el hospital y se abstuvo de declarar. Continuará detenido —por el momento en el centro de salud— en forma preventiva por el plazo de ley.

Comentarios