Edición Impresa
Martes 12 de Enero de 2016

Esperan que no diga la verdad

Lionel Messi sigue en el centro de la escena.

Lionel Messi sigue en el centro de la escena. Después de haber logrado un histórico récord al adjudicarse por quinta vez el Balón de Oro, el astro futbolístico rosarino lanzó una serie de declaraciones que incluyeron una declaración de amor incondicional a su actual club, el multicampeón Barcelona. “Siempre lo he dicho y lo repito. Voy a terminar en mi casa, y mi casa es el Barsa”, afirmó Leo en una entrevista que le concedió al diario deportivo francés L’Equipe. Todos saben, sin embargo, que el corazón de Messi está indisolublemente vinculado con los colores del equipo del parque Independencia. Y los hinchas de Newell’s, en el fondo, confían en que Leo no cumpla esta vez con su palabra y termine su carrera con la camiseta rojinegra sobre el pecho. En el truco, piensan, también se miente y no es pecado hacerlo.

El negocio está en todas partes

La cinematográfica fuga de un penal de alta seguridad de los tres condenados por el Triple Crimen de General Rodríguez fue el tema central de los medios durante largos días (y noches). El tema, lejos de agotarse, sigue dando coletazos y produciendo títulos en los diarios nacionales. Ayer, sin embargo, entre tanta mala onda, un hecho relacionado con este tema provocó sonrisas: alguien descubrió que en un popular  sitio web destinado a compras y ventas un tan astuto como rápido comerciante ofrecía un producto muy especial: nada menos que un muñeco del líder de la evasión, Martín Lanatta. La descripción de la mercadería es llamativa: “Martincito 1/6, 30 Cm. 12 Pulgadas figura de accion escurridiza de martincito ojo no me responsabilizo si depues de comprar el producto la figura se fuga no hay garantias se realizan envios previa negociacion” (sic). El precio, eso sí, dista de ser económico. Es casi para salir huyendo.

Comentarios