Edición Impresa
Lunes 28 de Marzo de 2016

Espectador de lujo

Lionel Messi y Nicolás Vázquez son amigos desde hace un tiempo, cuando se conocieron en un amistoso que el crack del Barcelona jugó con la selección en Estados Unidos.

Lionel Messi y Nicolás Vázquez son amigos desde hace un tiempo, cuando se conocieron en un amistoso que el crack del Barcelona jugó con la selección en Estados Unidos. En esta ocasión, la Pulga, que está en el país para jugar contra Bolivia por las Eliminatorias, fue anteayer en Buenos Aires al teatro a ver “El otro lado de la cama”, la obra que Vázquez protagoniza junto a Gimena Accardi, Benjamín Rojas, Sofía Pachano y elenco. Vázquez publicó una foto en Twitter donde se los ve a los dos después de la función, aunque tampoco fue el único en hacerlo. Benjamín Rojas subió a su cuenta de Instagram una foto desde el Teatro Apolo, donde se desarrolla la obra, agradeciendo la humildad del mejor jugador de fútbol del mundo.

Un polémico nombramiento

En su gesto de conceder el control de las obras sociales a los gremios, el gobierno nacional le dio un cargo importante a uno de los procesados en la causa por la “mafia de los medicamentos”. Se trata del abogado Oscar Cochlar, nuevo asesor de gabinete y virtual número dos de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), organismo que tiene a cargo el manejo de los fondos de las obras sociales. Dirigente confiable para la CGT, Cochlar fue procesado junto al ex recaudador de la campaña de Cristina Kirchner de 2007, Héctor Capaccioli. Mauricio Macri optó por intentar comprar paz social con los gremios premiando a la CGT: al frente de la Superintendencia puso al médico Luis Scervino, a su vez director de la Obra Social de Obras y Servicios Sanitarios, y un técnico de confianza del jefe de ese sindicato, José Luis Lingeri. La SSS cuenta con un presupuesto anual de unos $ 7 mil millones y se encarga de distribuirlos entre las obras sociales.

Picaditos en Olivos

Los partidos de fútbol en la residencia de Olivos ya se convirtieron en un clásico. Desde que Macri se instaló allí, una ubicación en el listado de cualquiera de los dos equipos que jueguen cotiza casi tanto como el listado de futuras licitaciones. Pero el que generó mayor interés fue el último, ya que en ese picadito participaron actores. A diferencia de lo que sucede con otras cuestiones de gobierno, son de escasa o nula circulación las imágenes de estos cotejos deportivos presidenciales.

 

Comentarios