Edición Impresa
Lunes 29 de Septiembre de 2014

Especialista en sándwiches

Parece que al concejal arista Carlos Comi no le falta sentido del humor.

Parece que al concejal arista Carlos Comi no le falta sentido del humor. El hombre que recientemente trascendió las fronteras con su proyecto de declarar al Carlito patrimonio cultural y gastronómico de la ciudad fue blanco por su iniciativa de críticas que le recordaban que acaso en este momento, más que preocuparse por los sándwiches de miga, debería dedicarse a mejorar el jaqueado sistema de transporte rosarino desde la comisión de Servicios Públicos del Concejo, de la cual es presidente. Al parecer “Carlito” no recibió con una sonrisa tales opiniones, aunque su reacción fue generosa: ayer llegó a la Redacción de este diario un paquete con cuatro carlitos dedicado “afectuosamente a los trabajadores de prensa de la sección Ciudad”. Todo muy bien, pero los problemas del transporte continúan. Lo mejor sería, acaso, que el hombre no se quedara tan “pancho”. 

Una agenda ajetreada

Es quizás la jueza más activa de los Tribunales locales. Tiene a su cargo causas de trascendencia pública y mantiene diariamente una ajetreada agenda laboral, donde el tiempo libre es un bien escaso. Tan es así, que su marido le regaló allá por junio pasado un smart TV para ver el Mundial con la mejor calidad de imagen. Pero resulta que el aparato nunca funcionó, y recién la semana pasada la magistrada pudo dedicar tiempo para efectuar la devolución del producto. Así, se la vio en una reconocida casa de electrodomésticos realizando el trámite correspondiente.

No cuenten con Juan

Para la batalla electoral por la Gobernación bonaerense, en el Frente Amplio Unen aún no asoman figuras de peso y sus principales dirigentes estarían a la búsqueda de un “extrapartidario”, un “tapado” capaz de mover el amperímetro. En ese contexto, trascendió que quien había recibido un ofrecimiento para encabezar las boletas había sido el exitoso director de cine y televisión Juan José Campanella, quien en los últimos meses se involucró en debates con posturas críticas hacia la Casa Rosada. Sin embargo, al ser consultado, el cineasta lo negó en forma rotunda: “Nunca se me ofreció eso y si me lo ofrecieran no lo aceptaría. Mis planes son filmar en el 2016, así que tengo mucho trabajo por delante en lo mío en el 2015”, explicó Campanella.
 

Comentarios