El Mundo
Miércoles 22 de Junio de 2016

España, un voto a la sombra del "Brexit"

Han pasado cuatro meses de aquella conversación en la capital europea durante la cumbre dedicada a Reino Unido y el escenario sobre se ha hecho realidad: casi a la vez, los ciudadanos de los dos países van ahora a las urnas.

Mariano Rajoy y David Cameron bromeaban sobre los dos temas que centraban la atención política en España y Gran Bretaña cuando fueron captados por un micrófono en Bruselas. "Lo más probable es que haya elecciones el 26 de junio, lo más probable", repetía el jefe del gobierno español. Podrían coincidir con el referéndum, apuntaba su homólogo británico. "El mismo día, el mismo día", decía Rajoy a Cameron. Y ambos se echaron a reír.

Han pasado cuatro meses de aquella conversación en la capital europea durante la cumbre dedicada a Reino Unido y el escenario sobre se ha hecho realidad: casi a la vez, los ciudadanos de los dos países van ahora a las urnas. España finalmente tuvo que convocar una repetición de elecciones para el domingo próximo, 26 de junio, ante la incapacidad de sus partidos para formar gobierno y Gran Bretaña va a votar mañana si permanece o sale de la UE. Tres días de diferencia separan ambas citas electorales, y la británica resta atención a la española. España celebra a la sombra del ‘Brexit' unas elecciones históricas, las primeras que son una repetición en 40 años de democracia.

Pero comparado con la posibilidad de un desmembramiento de la UE, el hecho de que Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera puedan o no formar gobierno es peccata minuta. Sobre todo cuando España salió ya de la crisis y no supone una amenaza económica inmediata para el bloque europeo. Durante seis meses no ha habido gobierno, pero el país ha seguido funcionando. "Los medios alemanes miran en este momento a Reino Unido, las elecciones en España están en segundo plano", cuenta Marc Dugge, corresponsal en España de la radio pública alemana. "Naturalmente, estoy ofreciendo a mi radio piezas de fondo sobre las elecciones, pero la mayoría de los programas en Alemania no pondrán el foco en España hasta el viernes". Y eso si lo hacen, porque si se impone la salida del Reino Unido de la UE, España podría quedar prácticamente fuera de la cobertura mediática europea. "Si gana el ‘no' al ‘Brexit', la atención volverá a otros temas, incluido el español, pero si gana el ‘sí', habrá un terremoto. Todas las miradas estarán centradas en cómo responde la UE", analiza Raphael Minder, corresponsal de The New York Times en España. "Si ganan los partidarios del ‘Brexit', sé que las elecciones serán como mucho un cable de agencia", dice Valérie Demon, del diario francés La Croix y Radio Suisse.

No solo los ciudadanos españoles dan señales de hastío ante la segunda cita electoral en seis meses, también los medios se han cansado. A los corresponsales les cuesta ‘encajarinformaciones en sus medios. La batalla de la izquierda, en la que los sondeos dicen que Podemos remplazará al PSOE, es la única novedad, pero recibe más atención en Latinoamérica que en Europa o Estados Unidos. "Es cierto que el tema primordial es Gran Bretaña, pero en Argentina existe un interés permanente por España", apunta Martín Rodríguez Yebra, corresponsal del diario La Nación.

Podemos y Pablo Iglesias salvan el interés mediático en los países latinoamericanos por sus relaciones con la izquierda de allí: los vínculos con la Venezuela chavista, la influencia en el líder y su número dos, Iñigo Errejón, del pensamiento populista del argentino Ernesto Laclau, los viajes a Bolivia y Ecuador. Y el hecho de que el vínculo cultural latinoamericano con España es mayor que con Reino Unido."Genera un interés particular el ascenso de Podemos", confirma Rodríguez Yebra.

Comentarios