El Mundo
Miércoles 12 de Octubre de 2016

España, rumbo a confirmar a Rajoy

El rey convocó a consultas a los partidos del Parlamento. Se estima que esta vez el PSOE se abstendrá en lugar de oponerse.

El rey de España, Felipe VI, convocó a una nueva ronda de consultas entre los partidos con representación parlamentaria para el 24 y 25 de octubre. Las chances para que esta vez se pueda formar gobierno son mucho más altas. El favorito es el gobernante a cargo, Mariano Rajoy. España está sin un gobierno regular desde las elecciones de diciembre, cuando el voto se repartió entre cuatro minorías. La fecha límite para formar un nuevo Ejecutivo es el 31 de octubre, de modo que el calendario aprieta.

Según el comunicado oficial, el monarca quiere hablar con los partidos con representación parlamentaria para establecer si hay un candidato "que cuente con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados, le otorgue su confianza. O, en ausencia de una propuesta de candidato, proceder a la disolución de ambas Cámaras y a la convocatoria de nuevas elecciones generales en el momento que constitucionalmente corresponda", indica la corona.

Tras la publicación del comunicado, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, anunció que comenzará a contactar con los grupos parlamentarios para fijar el formato, el orden y los protagonistas de la ronda de consultas. Pastor no adelantó qué días podría celebrarse el debate, aunque la fecha de las consultas deja muy poco margen, solo una semana, ya que el 31 de octubre acaba el plazo marcado por la Constitución para formar gobierno. Si no se forma para entonces una coalición de partidos suficientemente fuerte para alcanzar una mayoría en el Congreso, el 1 de noviembre se convocarán elecciones, que serían las terceras en un año tras la repetición que ya se produjo en junio. Los dos partidos mayoritarios, el PP y el PSOE, prevén que el 26 o 27 de octubre pueda iniciarse el "pleno" de investidura de Rajoy, con la abstención del socialismo. Antes, el comité federal del PSOE tendrá que aprobar el cambio de posición de los socialistas. Los dirigentes de ambos partidos ya mantuvieron conversaciones sobre una hipotética investidura de Rajoy.

Por lo pronto, lo seguro es que los días 24 y 25 el rey recibirá a los portavoces de los grupos parlamentarios, en lo que será la quinta ronda desde las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015. Luego, ante el bloqueo político que generó la división del voto, se volvió a las urnas el 26 de junio, cuando se repitió el fenómeno del voto dividido y por tanto continuó el bloqueo hasta hoy. Desde las elecciones de diciembre, los partidos no han logrado un acuerdo de gobierno en España debido a que ninguno cuenta por sí mismo con la mayoría necesaria y no han conseguido alianzas que lo permitan. El Ejecutivo de Rajoy se mantiene desde entonces "en funciones", es decir, interinamente.

Rajoy, en su intento de investidura de agosto pasado, solo logró el apoyo de Ciudadanos —cuarto partido nacional— y de la pequeña formación regional Coalición Canaria, pero ahora puede sumar la abstención del PSOE, que tiene 85 diputados. Solo necesita la abstención de 11 de ellos.

Todo cambió con la revocación del mandato del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Este fue sustituido por una comisión, luego de la doble derrota que sufrió el partido en Galicia y País Vasco, donde quedó en un lejano tercer puesto. Ante este hecho, Sánchez convocó a elecciones primarias adelantadas y a reunión del comité federal. Esto provocó una rebelión de la directiva socialista, que vio en la decisión de Sánchez un suicidio político. El PSOE teme ir a elecciones anticipadas nuevamente, ya que ahora sí se produciría el temido "sorpasso" de Podemos, que lejos estuvo de producirse el 26 de junio.

Comentarios