El Mundo
Miércoles 21 de Septiembre de 2016

España: Estalla la rebelión interna en Podemos

La crisis política en España no solo afecta a los partidos tradicionales. El bloqueo y la perspectiva de unas terceras elecciones generales también han hecho mella en Podemos, la gran novedad de la política española de los últimos años.

La crisis política en España no solo afecta a los partidos tradicionales. El bloqueo y la perspectiva de unas terceras elecciones generales también han hecho mella en Podemos, la gran novedad de la política española de los últimos años. La puja entre su indiscutido líder, Pablo Iglesias, y su número dos, Iñigo Errejón, ha estallado finalmente a la vista de todos. Ayer cruzaron "tuits" filosos con sus opuestas visiones de cómo debe Podemos posicionarse ante el electorado español. Podemos salió tercero en las elecciones de diciembre pasado y repitió el puesto en las de junio. Pero su desempeño en las segundas elecciones generales fue decepcionante y el tan promocionado "sorpasso" del socialista PSOE no se produjo. Al contrario, quedó en un muy lejano tercer puesto, con 13,5 por ciento contra 22,6 por ciento del PSOE.

Aunque Iglesias y Errejón coincidieron tras las elecciones de junio, el "26-J", en la necesidad de abrir una nueva etapa, el número dos y secretario político dejó claro que "el Podemos que puede gobernar es menos impredecible, menos sexy, pero a la vez despierta menos incertidumbres y menos miedo", entre los votantes. Los sectores cercanos a Errejón señalan el retroceso electoral del 26-J: Podemos y su alianza con la postcomunista Izquierda Unida perdió un millón de votos respecto de las elecciones de diciembre pasado. La causa sería el estilo agresivo de Pablo Iglesias en sus negociaciones públicas con el PSOE, que además nunca cuajaron.

Respuesta. La respuesta de Iglesias tardó en llegar, pero lo ha hecho con contundencia. Dijo que "el día que dejemos de dar miedo a los sinvergüenzas, a los corruptos, a los responsables de la desigualdad, a los que se enriquecen a costa del sufrimiento de la gente, ese día seremos uno más, y no tendremos ningún sentido como fuerza política". Errejón le ha contestado de inmediato en Twitter: "A los poderosos ya les damos miedo, ese no es el reto. Lo es seducir a la parte de nuestro pueblo que sufre pero aún no confía en nosotros". El secretario político, segundo cargo de Podemos, insiste en construir un partido capaz de sumar más gente. Dan a entender que la novedad de Pablo Iglesias se ha agotado, y que para entregarle las llaves del gobierno de España hay que tener algo más. Iglesias y el fundador y ex dirigente del partido, Juan Carlos Monedero, rebaten estas tesis con críticas a la campaña electoral de la nueva coalición, Unidos Podemos, que dirigió Errejón bajo el lema "La sonrisa de un país". Con ese tono quiso mandar un mensaje transversal y optimista. Pero no funcionó.

Comentarios