mas
Domingo 24 de Julio de 2016

Esos raros lunares viejos y nuevos

El melanoma, un tipo de cáncer de piel, puede presentarse en gente joven y no siempre en lugares expuestos al sol. Es clave observar si cambia de color, crece y tiene bordes irregulares. Hay nuevas terapias para tratarlos

La mayoría de las personas cree que un cáncer de piel o melanoma aparece por la exposición prolongada al sol, y es cierto, porque el 90 por ciento surge en la piel expuesta a los rayos ultravioletas, pero eso no quita que haya otros que puede localizarse en los dedos de los pies, la vulva, la vagina, el recto, la retina, la nariz o en la boca, zonas que normalmente no están en contacto con los rayos solares.

   Este tipo de cáncer es un tumor maligno de las células productoras de melanina. Aparece cuando éstas sufren una transformación maligna. Si no es tratado a tiempo puede extenderse a otras zonas del cuerpo y ser fatal. Se estima que 1 ó 2 de cada 5 pacientes con melanoma con metástasis logra una sobrevida superior a los cinco años a partir de que la enfermedad se diagnostica en estado avanzado.

   En las últimas décadas se triplicó la incidencia. Hoy un cáncer de piel es del 2 al 4 por ciento del total de tipos de cánceres que aparecen. Y el melanoma metastásico no respeta la edad, por eso hay mucha gente joven afectada por esta enfermedad. Aparece más en mujeres que en hombres (2,7% versus 1,5%).

   En cuanto a la mortalidad, estudios demostraron que en los años 2000 y 2004 se dio un promedio de 2.471 muertes por año (con una tasa de mortalidad de 1,3 defunciones cada 100.000 personas) con variaciones entre jurisdicciones. Así, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Chaco tuvieron las tasas más altas del país (3,3 y 1,6 cada 100.000 respectivamente para los hombres y 1,9 y 1,2 cada 100.000 para las mujeres). En cambio Tucumán y Salta presentaron tasas mucho menores (0,4 cada 100.000 para los varones y mujeres).


El color de la piel


   La etnia es uno de los factores de riesgo, de hecho, los caucásicos (piel blanca) lo padecen 20 veces más que los afroamericanos. Igualmente, si no se toman los recaudos necesarios puede afectar a personas con cualquier tipo de piel.

   La exposición inadecuada al sol, desde una edad temprana, está relacionada con esta patología. Por esta razón es conveniente tomar ciertas medidas preventivas. ¿Cuáles? Evitar la exposición solar entre las 10 y las 16 horas, especialmente durante los meses que contienen la letra R (enero, febrero, marzo, abril, septiembre, octubre, noviembre, diciembre); usar sombreros, anteojos, cubrirse con ropa adecuada, no utilizar camas solares y colocarse protector de factor 30 o superior.


Autocontrol


   El oncólogo Luis Fein, director de Investigación del Instituto de Oncología de Rosario (IOR), señaló que como en todos los tipos de cáncer el diagnóstico temprano es fundamental para un mejor pronóstico. "En el caso del melanoma, un autoexamen puede significar un futuro más saludable. Esto implica analizar una vez por mes los lunares en busca de cualquier irregularidad". Y comentó la estrategia ABCDE, que consiste en detectar Asimetría, Bordes irregulares, Color, Diámetro y Evolución. "Ante una diferencia entre las dos mitades del lunar, irregularidades en los bordes, cambios en el color, un diámetro mayor a 6 milímetros o un cambio en cualquiera de estos aspectos, es pertinente consultar al dermatólogo", aconsejó.

   La jefa de Oncología de Melanoma y Sarcoma del Instituto de Oncología Angel H. Roffo, de Buenos Aires, Gabriela Cinat aseveró que "el melanoma suele escribir su mensaje en la piel. Una lesión pigmentada, es decir una mancha, lunar o peca que crezca, pique, sangre, especialmente si tiene varios colores o bordes difusos, puede ser un melanoma. Cualquier signo de evolución o cambio en una lesión preexistente debe llamarnos la atención".

El tratamiento


   El tratamiento para la mayoría de los melanomas malignos es la cirugía. En el 96% de los casos la lesión se presenta en estadío localizado, y si se detecta en forma temprana se puede curar el 90 por ciento de los casos.

Abel González, especialista en cirugía de cabeza y cuello y jefe de la Unidad de Cirugía del Instituto Angel Roffo, de Buenos Aires, contó los avances que se dieron en los últimos años en este campo. "Cuando en los ganglios cercanos al melanoma no se encuentra metástasis, se saca sólo el tumor primario. Los márgenes que se sacan son de uno o dos centímetros, según la profundidad del tumor. Si tiene más de dos milímetros se extirpan más de dos centímetros. Antes se sacaban 5 centímetros alrededor de cada lado del tumor, y había que hacer cicatrices enormes".

   En cuanto al tratamiento con drogas, en una reunión realizada en Buenos Aires el laboratorio Novartis presentó una nueva alternativa terapéutica para el tratamiento de un tipo de melanoma metastásico (con mutación del gen BRAF positiva). Consiste en la combinación oral de dos drogas (dabrafenib y trametinib) que pertenecen a la categoría de las terapias target, ya que se dirigen a un blanco molecular específico.

Es la primera combinación de este tipo en utilizarse para esta patología y ya está disponible en nuestro país y fue aprobada por la ANMAT.

   

Prevención

• Buscar la sombra, sobre todo, entre las 10 AM y 4 PM.

• Evitar las quemaduras, el bronceado y las camas de bronceado UV.

• Cubrirse con ropa, incluido un sobrero de ala ancha y anteojos de sol.

• Aplicarse, cada día, crema solar de amplio espectro (UVA/UVB) con un factor de protección igual o superior a 15.

• Aplicar crema solar por todo el cuerpo 30 minutos antes de salir. Volver a aplicar cada dos horas, después de nadar o transpirar.

• Mantener a los recién nacidos alejados del sol.

• Examinar la piel desde la cabeza hasta los pies cada mes.


Comentarios