Escenario
Martes 30 de Mayo de 2017

Vuelve "House of Cards", el thriller político que cambió la forma de ver televisión

Netflix estrena hoy la quinta temporada de la serie protagonizada por Kevin Spacey y Robin Wright que cuenta los secretos del poder

"House of Cards", la serie que se sumerge en los laberintos del poder en Washington DC que ha fascinado a políticos y espectadores de todo el mundo, presenta su quinta temporada hoy en la plataforma digital Netflix. Protagonizada por los ganadores del Golden Globe, Kevin Spacey (Frank Underwood) y Robin Wright (Claire Underwood), la serie nominada a los Emmy, cuenta el ascenso de un representante de Carolina del Sur en Capitol Hill, las alianzas y las traiciones, las mentiras y hasta los homicidios que trazan su avance hacia la Casa Blanca.

Cuatro años después de transformar el consumo de "streaming", cuando los canales tradicionales de televisión buscan cómo sobrevivir al impacto de internet y dispositivos electrónicos, "House of Cards" apuesta por el canal tradicional, ya que desde el 14 de marzo la primera temporada es emitida cada martes a las 10.45 de la noche por Paramount Channel en América Latina.

En ese sentido, Spacey fue un pionero. Cuando el director David Fincher, con quien trabajó en las películas "Pecados capitales" y "La red social", le comentó la posibilidad de comprar los derechos de la serie británica "House of Cards", pensó que era ideal para adaptarla a la sociedad estadounidense.

Era un reto para todos, incluyendo a Spacey, ganador del Oscar en 2000 por "Belleza americana", y decidieron darles a los televidentes el "control de cuándo, dónde y cómo consumir el entretenimiento".

"Analizamos de muchas maneras lo que la industria de la música no había aprendido. Y nos pareció que el error que se cometió fue no reconocer que, si damos a la gente lo que quiere, cuando lo quiere, en la forma en que lo quiere, a un precio razonable, lo más probable es que la gente lo compre y no lo robe, porque sería de la más alta calidad", dice Kevin Spacey, el actor que encarna a Underwood.

Fue así como los realizadores de "House of Cards" decidieron subir a internet todos los capítulos de la primera temporada, para que el espectador tuviera la posibilidad de hacer maratones, ver los episodios que quisiera las veces que quisiera, una actividad que antes estaba relegada a quienes compraban DVD.

El elenco se completa con actores de las temporadas anteriores como Michael Kelly como Doug Stamper, el perverso y fiel jefe de personal de Frank; Paul Sparks como Tom Yates, el ex amante de Claire; Kate Mara en el papel de Zoe Barnes; Neve Campbell como el consejero de Claire, Leann Harvey, y Rachel Brosnahan en el papel de Rachel Posner.

Otro gran cambio que hizo en la industria de la televisión fue con el reclutamiento de actores. Grandes nombres del cine apostaron por diversificar el trabajo, y aunque algunas producciones de HBO estaban protagonizados por grandes de Hollywood, no era frecuente que se involucraran en contenidos exclusivos para internet, contenidos que a la vez lograron ser premiados por primera vez en diferentes ceremonias dedicadas al cine y la televisión.

Para Kevin Spacey, parte del éxito de "House of Cards" está ligado a la forma como distribuyen la serie y segura que todo se hizo prestando atención a las tendencias de consumo, pero no desconocieron "las diferentes maneras en que la gente podría descubrir la serie", no solo en los Estados Unidos, sino en el resto del mundo, porque "la gente descubre cosas cuando puede y cuando quiere".

En 2016, durante la promoción de la cuarta temporada, Spacey dijo varias veces que su personaje era bien parecido a algunos candidatos a la Presidencia de Estados Unidos comentó que varias veces pensaron que el guión era exagerado, pero al ver las noticias se daban cuenta de que se habían "quedado cortos".

Interpretar a un personaje sin escrúpulos no es algo que le incomode.

Sus proyectos los selecciona esperando "iluminar a la gente", incluso para educarla. "Esperas no sermonearlos, sino tratar de darles una experiencia que tal vez no hayan tenido antes".

Es por eso que en su vida diaria no tiene pesadillas por las actitudes incorrectas que tiene Underwood. "Nunca fui alguien que ha sido perseguido por personajes que hago. Cuando cuelgo el traje al final de la noche, después de hacer una obra como Richard III, el personaje no viene conmigo. Soy muy consciente del hecho de que consigo fingir para vivir".

La clave.

Una de las razones por las cuales el trabajo de Spacey es tan convincente es que él mismo estuvo involucrado con la política de la vida real, en diferentes campañas y con varios políticos desde que era muy joven, lo cual le ha permitido analizar varias situaciones y comportamientos, resultando en que todo en la serie se sienta auténtico. Además el actor contó que se ha asesorado con consejeros que han trabajado en la política y en la mismísima Casa Blanca o el Congreso.

Comentarios