Escenario
Martes 17 de Enero de 2017

Una pequeña heroína busca salvar a su pueblo en medio del Pacífico

Los directores John Musker y Ron Clements, realizadores de clásicos como "La Sirenita", contaron cómo crearon a su nuevo personaje

La nueva película animada de Disney, "Moana", llegará a los cines de Rosario el jueves próximo. El filme de aventuras está dirigido por dos expertos del género: los veteranos John Musker y Ron Clements, la dupla que dirigió clásicos como "La Sirenita", "Aladdino", "Hércules" y "La princesa y el sapo". Esta vez los realizadores toman como protagonista a Moana, una enérgica joven de la Polinesia que se embarca en una misión audaz para salvar a su pueblo. Durante su travesía, Moana se encuentra con el alguna vez todopoderoso semidiós Maui, quien la guía en su aventura para convertirse en una experta navegante. Juntos atravesarán el océano en un viaje lleno de acción, en el que se encontrarán con enormes y feroces criaturas e imposibles desafíos. En el camino Moana cumple la misión de sus antepasados y descubre lo que siempre persiguió: su propia identidad.

"La idea se nos ocurrió hace cinco años, cuando estábamos buscando una nueva película para hacer", contó John Musker. "Primero empezamos con el universo de la película y no con los personajes. El mundo del Pacífico siempre me había llamado la atención. Había leído libros ambientados allí y visto pinturas de gente como Paul Gauguin, pero luego leí un libro sobre la mitología de la zona y fue increíble. Sobre todo la historia de Maui, este semidios, una figura recurrente a lo largo de todo el Pacífico con multitud de detalles que eran muy interesantes para la animación. Compartí las historias con Ron (Clements) y presentamos una idea a John Lasseter (el productor). A él le encantó la idea, pero nos dijo que teníamos que investigar mucho más, así que fuimos a la Polinesia, conocimos a mucha gente y ampliamos mucho nuestro conocimiento sobre la zona", contó.

Musker relató: "Conocimos a pescadores que estaban muy orgullosos de su pasado y de guiarse por métodos como las estrellas, por las corrientes... Aprendimos sobre su fuerte conexión con el océano y con sus ancestros. Tenés que conocer a todos los que estaban antes que vos, porque de lo contrario no sabés realmente quién sos. Compartimos todo esto con John Lasseter y creamos un nuevo personaje, Moana, una chica de 16 años muy conectada con la voz de su pasado. A partir de ahí creamos la historia, sobre cómo alcanza la madurez reclutando a Maui, que ha dejado atrás su pasado, para ayudarla en su misión", reveló.

"Moana" es una película que tiene un mensaje positivo, uno que rescata el poder de los sueños y la importancia de seguir al corazón, pero también tiene un mensaje ecológico para respetar a la naturaleza. Cuando todos han perdido el camino, no queda más que encontrarlo y escuchar la voz interior. Como comentaron Musker y Clements, "si te perdés, navegás", y cuando ya sabés de dónde venís y a dónde vas, no queda más que arriesgar y hacer todo lo posible para llegar.

Como Moana, los directores se aferraron a una película en la que no todos confiaban al inicio. El viaje a las islas de la Polinesia les permitió conocer más sobre esta cultura, de la que al llegar notaron que conocían poco. Entre otras cosas descubrieron que el océano es tratado como una criatura viviente, con sentimientos y emociones. "No sólo era utilizado para transportarse, por ello se decidió que fuese un personaje", aseguró Musker. Un personaje complicado de animar, pero que le da un tono muy distinto a la historia.

Cruce de culturas

La película es una historia traída desde el Pacífico, en la que participó un gran equipo conformado por antropólogos, lingüistas, educadores, coreógrafos, tatuadores, asesores culturales, navegantes y por supuesto lugareños.

El filme cuenta una historia nueva que toma elementos de las leyendas de la Polinesia, que se han transmitido por milenios de manera oral y que hoy llega a distintos rincones del planeta. Como dijo uno de los ancianos de Tahití, isla de la Polinesia, a los realizadores: "Durante años hemos sido tragados por su cultura, por una vez ustedes podrían ser tragados por nuestra cultura". "Nosotros lo tomamos de todo corazón", comentó Clements. "Y sentimos que nuestra experiencia con esa cultura fue muy profunda y aprendimos mucho de las personas que conocimos. En la película en verdad quisimos capturar nuestra aventura y el recorrido de ese viaje alucinante. En verdad intentamos ser respetuosos y contar su historia de la mejor manera", afirmó.

"Moana" también es una película que empodera a las mujeres y las invita a mirar nuevos horizontes y perseguirlos porque los límites no existen.

"Empodera a las mujeres y también a las adolescentes. Creo que el mensaje principal de «Moana» es esta idea de que ella es la heroína de la película y que ella puede encontrar quién quiere ser, en conexión con su pasado y con la naturaleza. Si lo hacés con el corazón podés convertirte en esa persona", resumió Clements.

Una historia de tenacidad sin lugar para el romance

A diferencia de sus anteriores historias animadas, John Musker y Ron Clements no incluyen nada relacionado con el romance en “Moana”. “Cuando hicimos «La Sirenita» no sabíamos hacia dónde iba”, dijo Musker. “Ahora sabemos hacia dónde podría ir «Moana» y sabemos que cambiará la vida de algunas jóvenes y nos sentimos bien al respecto. Es un buen modelo a seguir que tiene mucha determinación y tenacidad. No se da por vencida y tiene también empatía”, aseguró. Ron Clements agregó: “Es una verdadera heroína, es una pequeña joven que tiene la misión de salvar el mundo y salvar a su gente, y si falla, sería el fin de su mundo. Ella debe probarse a sí misma”. Moana no va en busca del amor, va a buscar su camino en el mundo. “Nos gusta que acepta el reto, escucha su voz interna y no involucra ningún tipo de romance. Es una experiencia diferente para nosotros y creo que también es bueno que las niñas vean una película que no tiene romance”, aseveró Musker.

Comentarios