Escenario
Viernes 07 de Julio de 2017

Una obra multidisciplinaria para contar la soledad bajo el imperio de las redes

En "45º", que se estrena hoy en Espacio Bravo. confluyen disciplinas artísticas como teatro, danza, música, artes visuales y videoarte.

"Me parece que hay cuestiones ligadas a las relaciones personales, a la soledad, que la sociedad actual individualista hace que nos parezca que estamos todos acompañados, vinculados por estas redes, y estamos cada vez más solos". Así explica Alexis Perepelycia el trasfondo de "45º", la obra en la que une tecnología y múltiples disciplinas artísticas en un intento por encausar el "caos". La propuesta se estrena hoy, a las 21.30, en Espacio Bravo (Santiago 150).

   "Es una obra híbrida, multimedia, tiene una multiplicidad de lenguajes", explicó el director y autor de la pieza que interpreta junto a Alejandra Valdés. "Hay elementos de teatro, danza, música, artes visuales, videoarte", añadió el músico y artista visual rosarino con una extensa trayectoria y formación en Argentina, Inglaterra y Francia.

   Según contó los temas que aborda en la obra son varios y están vinculados por la comunicación o su carencia en un mundo híperconectado a través de las redes sociales. "Hay cuestiones que están ligadas. Me parece que a partir de que las sociedades se fueron haciendo más tecnológicas o tecnocráticas hay cosas que quedan un poco solapadas quizás, cuestiones de fondo que se ven un poco difuminadas por un lenguaje que quizás trata de esconder temas ligados al amor, las relaciones interpersonales, otras ligadas a la evolución de la especie, al crecimiento intelectual y espiritual que quizás no se les dé la importancia que realmente tienen".

   La consecuencia, dijo es que "todo deviene en una cuestión disfuncional". El secreto, consideró, es ajustar el enfoque y las prioridades: "Uno cree que está poniendo el foco en cuestiones importantes y con el tiempo comprueba que no, que su mirada estuvo siendo direccionada por distintos artefactos mediáticos, técnicos o tecnológicos. Me parece que hay cuestiones ligadas a las relaciones personales, a la soledad que la sociedad actual individualista hace que nos parezca que estamos todos acompañados, vinculados por estas redes, y estamos cada vez más solos. Hay cosas que se dejan entrever de un modo hasta macabro por momentos. Hay cuestiones ligadas al poder, como una fuerza ordenadora que se transforma en fuerza domesticadora y que siempre opera como un segundo anillo, como una veladura, como que hay que indagar un poco más en eso y me parece que no estamos haciendo esa tarea actualmente".

   Perepelycia aseguró que el arte, sin embargo, no puede dar una solución a esa problemática. "Creo que las respuestas son siempre personales y me parece que unificando o buscando la manera de que converjamos distintas personas que tenemos una mirada particular, ahí se arma un grupo y esa va a ser una manera de encontrar soluciones, pero no sé si el arte es capaz de encontrar soluciones. El arte da opiniones más que soluciones. Después esas opiniones pueden ser compartidas por otros".

   Sobre la puesta en escena aseguró que las disciplinas a las que recurre forman un entramado con el texto. "La forma que buscamos es muy poética. El primer abordaje fue un poema larguísimo escrito en otras circunstancias, y después ese poema fue tomando forma de guión y las imágenes que escapaban al guión y que estaban incluidas en el poema fueron asignadas a distintas disciplinas", explicó.


Comentarios