Escenario
Sábado 02 de Septiembre de 2017

"Una obra en construcción", la obra de una familia rodante

Hernán Casciari comparte el escenario y su humor con sus afectos más cercanos. Hoy, a las 21, el el teatro La Comedia.

"Siempre pensé que trabajar con la familia era lo peor que te podía pasar en la vida", dijo Hernán Casciari al recordar el contexto en cual surgió "Una obra en construcción", que se presenta hoy, a las 21, en el teatro La Comedia (Mitre y Cortada Ricardone). El autor de "Más respeto que soy tu madre" y mentor de trabajos como "Comedias", con Fabiana Cantilo, o "Tragedias", con Zambayonny, regresa a Rosario con una obra en la que lo acompaña su familia. El espectáculo cuenta con la presencia insoslayable de Chichita, madre de Hernán. La señora, sospecha su hijo, podría ser una competencia en algún momento: "Si fuera por ella ya tendría una cartelera y una marquesina propia", bromeó y añadió: "No creo que haya otra señora como mi madre en ningún otro hogar argentino, gracias a Dios y a la Virgen".

   Casciari calificó a "Una obra en construcción" como "una joda que llegó muy lejos". "Yo había vuelto de España después de 15 años de vivir allá y le dije a mi vieja que se subiera conmigo a un recital de cuentos donde a veces yo cuento cosas que tienen que ver con ella. Se subió, después se subieron mi hermana, mi cuñado...", recordó. Y hace un año y medio que el público le dio su aprobación. "Seguro que hay algo ahí de catarsis colectiva que no termino de entender".

   Aunque él y su familia sean los protagonistas, Casciari aseguró que no se trata de compartir su intimidad. "Soy un escritor muy perezoso. Los escritores más ágiles van a buscar las historias lejos, al siglo XVII, y van a bibliotecas y hemerotecas. Yo no me levanto mucho del sofá. Entonces voy a buscar las historias muy cerca y lo más cerca que tenés es tu memoria o antes de ayer, o tus parientes o tus amigos. Pero en realidad no cuento mucho la intimidad. Elijo muy bien qué ventanitas abrir y qué ventanotes dejar cerrados", aclaró.

   Casciari dijo que "en absoluto" su familia no debe ser entendida como el reflejo de la familia argentina promedio. "No escrito para reflejar nada. Es mi familia puntualmente. No creo que haya otra señora como mi madre en ningún otro hogar argentino, gracias a Dios y a la Virgen, creo que es la única", apostó. Es más, cuando reflexionó sobre quién de sus compañeros-familiares podría transformarse en una competencia y montar su propio show, dijo sin dudar: "Mi vieja, sin dudas. Sería el spin off de Chichita, algunos lo están pidiendo y estamos todos deteniéndola para que no ocurra, pero si fuera por ella ya tendría una cartelera y una marquesina propia".

   Independientemente de las bromas, la experiencia resulta placentera. "Siempre pensé que trabajar con la familia era lo peor que te podía pasar en la vida. Siempre tuve esa sensación. Después en la práctica, o por lo menos desde hace un año y pico que es el tiempo que venimos haciendo la obra, no hubo ningún tipo de conflicto, ni personal ni económico", aseguró, y, por si acaso, agregó: "Cruzo los dedos para que no ocurra en Rosario".

   Casciari puede compartir momentos muy personales tanto en escena, como en sus textos o en su blog. En tre esos momentos está el infarto que lo sorprendió en Montevideo. Aquel episodio se transformó en el libro "El mejor infarto de mi vida", que presentará en diciembre en Uruguay.

   El lanzamiento se realizará en espacios no tradicionales, casi como un tributo a quienes lo atendieron. "En «El mejor infarto de mi vida» cuento muchas anécdotas que tuvieron que ver con ese infarto que tuve en Montevideo y lo voy a presentar en Punta del Este, en una convención anual de cardiólogos donde participa el médico que me salvó la vida, y después posiblemente en la facultad del Hospital de Clínicas de Montevideo que es donde «ediliciamente» me salvaron la vida. Probablemente después estará presentándose en Buenos Aires y la idea es invitar al doctor que me salvó, pero no va a ser un espectáculo que salga de gira ni nada, sino muy puntualmente la presentación del libro", explicó.

   Hombre inquieto, además del teatro, la radio, el blog, el teatro, la revista Orsai y sus siete libros -el penúltimo es "Doce cuentos de verano" ilustrados por Horacio Altuna- Casciari también incluyó el cine. Allí participa como guionista con una película que protagonizará Diego Peretti que ya está en preproducción y que se filmará en Bruselas y Buenos Aires. Esa diversidad generó una sinergia que potencia la difusión de su trabajo en diferentes soportes y que le permite llegar a un público amplio. "Los libros que yo vendo, edito y me compran no son otra cosa que las cosas que publico gratuitamente en mi blog. O sea que todo lo que vendo es antes algo gratis que está subido a internet. O sea que los lectores lo que hacen es leerme gratis y después lo que hacen es comprar el libro para regalarlo a un amigo que cumple años, por ejemplo. Gracias a Dios todavía nadie regala PDF para los cumpleaños, si no, el día que eso pase, se acabó la joda", pronosticó.

Comentarios