Escenario
Domingo 14 de Mayo de 2017

Una noche de jazz caliente en el Parque de España con el saxofonista Vicent Herring

Con un sexteto que incluye a los santafesinos Loiácono, el saxofonista habla de su tributo a Cannonball Adderley.

El hard bop nació en los años 50 de la mano de músicos como Horace Silver y Art Blakey, fundadores originarios del mítico The Jazz Messengers (1953), Bobby Timmons, el quinteto Clifford Brown-Max Roach, Lee Morgan, los saxofonistas Sonny Rollins, John Coltane y Cannonball Adderley y hasta el trompetista Miles Davis tuvo que ver. Todos despreciaban la falta de compromiso emocional del cool jazz e hicieron bandera del carácter caliente de su nueva propuesta: es decir, un sonido instrumental robusto, una alta dinámica de grupo, gran expresividad sonora, vehemencia en el fraseo, energía incendiaria en los tiempos rápidos y emoción en las baladas.

Este es el jazz que representa el saxofonista Vincent Herring, nacido en Kentucky una década después del surgimiento del estilo post bebopero, y que hoy actuará por primera vez en Rosario. Al frente del sexteto que integra junto a Anthony Wonsey en piano, David Williams en contrabajo, Willie Jones III en batería, y los argentinos Mariano Loiácono en trompeta y Sebastián Loiácono en saxo tenor, como músicos invitados, Herring es hoy uno de los más versátiles y expresivos saxofonistas de la escena más ortodoxa del jazz norteamericano. "El jazz me dio una voz internacional, la libertad de expresar quién soy; amor e inspiración, unión y felicidad, y la posibilidad de conocer gente en todo el planeta. Hay muchísimos músicos que admiro y que han sido una gran inspiración para mí, como Cannonball Adderley, McCoy Tyner, Eddie Harris, Freddie Hubbard, John Coltrane y una larga lista", enumeró.

El recital con que se presentará en esta gira por Argentina es, precisamente, un tributo a Cannonball Adderley, uno de los pilares en la breve historia del hard bop. "Coltrane es uno de mis ídolos máximos, pero estoy muy ligado a la música de Cannonball porque toqué con Nat Adderley durante diez años", dijo a Escenario Vincent, recordando su largo paso por la banda del cornetista de soul y hard bop y hermano menor de Cannonball.

El hard bop nació en la posguerra, una época socialmente represiva en Estados Unidos, donde las ideologías progresistas estuvieron marginadas a círculos pequeños y concretos, y el jazz estuvo conectado a estos círculos. "Es algo de lo que hablamos mucho entre los músicos", comentó Herring sobre la política actual de su país. "No estoy seguro de decir si afecta la música directamente, nos afecta en todos los sentidos de nuestra vida. Estamos muy atentos a la situación", añadió.

Fuertemente influenciado en sus inicios por Charlie "Bird" Parker y, sobre todo, por Julian "Cannonball" Adderley, Herring supo desarrollar progresivamente su propia voz y estilo, caracterizándose por su virtuosismo y energía. El compositor lanzó hace dos años su último disco, "Black Soul", en el cual resume la evolución que tuvo con la música desde lo personal y desde lo colectivo.

Tras el bebop, hacia finales de los 40, surgieron las corrientes que fueron definidas como cool, o conocida también como estilo de la West Coast (costa oeste), y el hard bop, que nació en la costa este. Se sabe, el primero calmo y el segundo, en contraposición, un jazz frenético. "Debido a las grabaciones en Internet ya no hay diferencias como antes. Hay músicos tocando de distintas maneras pero no necesariamente por ser de la costa este u oeste", comentó Herring.

EM_DASHCon los años el jazz dejó de ser una música eminentemente norteamericana, hoy hay un jazz italiano, sueco, español, argentino ... ¿Eso fue bueno o malo para el jazz?

—Esta música es muy poderosa. El jazz se ha vuelto mundial. En cuanto a la dirección que tome el jazz nadie lo sabe, pero hay muchísimos músicos tocando y eso le da un futuro auspicioso. Hay un jazz europeo fuerte.

—En su banda hay dos argentinos, para ser más preciso, santafesinos...

—Escuché un disco donde tocaban y quedé impresionado por su nivel. Son verdaderos amantes del jazz y estoy muy contento de estar tocando con ellos en Argentina.

Comentarios