Escenario
Jueves 23 de Febrero de 2017

Una historia de desencuentros para conquistar el corazón de los Oscar

"Manchester junto al mar" está protagonizada por Casey Affleck y Michelle Williams, ambos candidatos, y lo produce Matt Damon

"Manchester junto al mar", con seis candidaturas y una de las películas más nominadas para los Oscar, se estrena hoy luego de recibir varios de los galardones más importantes de la industria como los Globos de Oro y el Bafta inglés. Se trata de una historia de desencuentros personales protagonizada por Casey Affleck y Michelle Williams, bajo la dirección de Kenneth Lonergan. El filme también está nominado como mejor película extranjera a los Premios César del cine francés que se entregan mañana.

Lee Chandler (Affleck) es un plomero que debe regresar de Boston a su pequeño pueblo natal tras enterarse de la muerte de su hermano. Allí se encuentra con su sobrino de 16 años, del que tendrá que hacerse cargo, mientras se ve obligado a enfrentarse a un pasado trágico que ha mantenido en secreto durante mucho tiempo, y que le llevó a separarse de su esposa Randi (Williams) y de la comunidad en la que nació y creció.

Affleck, hermano del también actor Ben Affleck, llegó al elenco luego de que Matt Damon productor del filme, le ofreciera el personaje. Damon, gran amigo de Ben Affleck, estuvo muy ligado al proyecto desde el principio. De hecho, en un primer momento iba a ser el director y el protagonista. Sin embargo, tuvo que abandonar el plan debido a que el gran número de compromisos que tenía en ese momento habrían hecho que la película se retrasara más de los previsto.

Embed


Según contó Affleck al portal thestar, fue una oportunidad para recordar cuáles son sus preferencias a la hora de trabajar. "Es el tipo de película que quiero hacer. Así fue cuando lo leí y cuando finalmente trabajé en ella. Cuando estás trabajando con personas que te hacen sentir mejor y te inspiran y te recuerdan por qué te gusta hacer películas, y que son realmente divertidas y agradables, y que también son amigos, es una especie de situación perfecta".

Affleck tiene una larga carrera que comenzó en 1988 y participó en películas como "En busca del destino", las tres partes de "La gran estafa", "Interestelar", entre muchas otras. Puesto a evaluar su carrera, reflexionó: "Tengo que recordarme que el resultado realmente no importa, porque también he hecho lo mismo en películas que no resultaron tan bien, pero siguen siendo experiencias fantásticas que atesoro".

Su compañera de elenco, Michelle Williams, es una actriz versátil que abordó personajes muy disímiles con la misma eficacia. Así lo hizo en "Secreto en la montaña", "I'm Not There", "Blue Valentine", "Mi semana con Marilyn" o "Suite Francesa", y ahora se puso a las ordenes de Lonergan, quien con "Manchester junto al mar" encara su tercer filme y el primero de siete años.

Sobre esta experiencia comentó: "Hace mucho tiempo que quería trabajar con Kenny. Esperé 12 años para ser dirigida por él y para trabajar con sus palabras y ajustarme a su visión. Siempre pienso que cuando trabajás con un director, querés entender cuál es su mundo. Lo que les gusta, lo que están tratando de crear, y quiero tratar de encajar dentro de su mundo".

La película, que se estrenó el año pasado en la sección World Premier del Festival de Cine Sundance, fue rodada en la ciudad costera de Manchester-by-the-Sea y transcurre en dos tiempos, el presente y el pasado del personaje de Affleck. Esa parte del relato recuerda la pareja que formaba con el personaje de Michelle Williams y una tragedia de la cual se pensó que él fue responsable.

"El guión es fantástico y muy agudo", dijo Affleck a MSN. "No se apoya en chistes, me gusta este tipo de trabajo", explicó, y destacó cuáles fueron las consecuencias de aquel pasado traumático de su personaje. "Hay un escena en la que mi personaje habla con la policía después de la tragedia familiar. Lo dejan libre y él no quiere que lo hagan porque se siente culpable, pero le dicen «mirá, cometiste un error, probablemente el mismo error que cometieron miles de personas este fin de semana, pero has tenido suerte. No fue algo que hiciera por maldad, fue de forma inconsciente".

Consultados sobre el tono político que se viene adoptando en las entregas de premios y que probablemente también estará presente en los Oscar, tanto Lorengan como Affleck manifestaron que les parece "bien que los actores expresen sus opiniones políticas en público".

"Hay gente que piensa que el «show bussiness» no es un sitio adecuado para discutir de política, pero creo que en estas circunstancias está bien que la gente diga lo que piensa al público", afirmó Lorengan a medios españoles.

Por su parte, Affleck alabó el famoso discurso que la actriz Meryl Streep en el que hizo alusión al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la pasada edición de los Globos de Oro. "Cuando terminó le dije todo lo que había significado ese discurso para nosotros y que me sentía muy agradecido de que lo hubiera hecho", confesó el actor.

quebrados. Williams y Affleck componen a un matrimonio divorciado en el filme que dirige Kenneth Lonergan.

Comentarios