Cine | "Mío o de nadie"
Jueves 27 de Abril de 2017

Una historia de celos, obsesiones y miedos ocultos

Hoy se estrena en Rosario "Mío o de nadie", un thriller de alto voltaje sobre una mujer que busca vengarse de la actual pareja de su ex marido.

En la senda de "Atracción fatal" —la película de Adrian Lyne que fue un éxito de taquilla en los años 80— hoy llega a los cines de Rosario "Mío o de nadie", un thriller dramático de alto voltaje sobre dos mujeres que se enfrentan por un mismo hombre. La película está protagonizada por la morocha Rosario Dawson ("Sin City", "Men In Black II") y la rubia Katherine Heigl (conocida por la serie "Grey's Anatomy") y está dirigida por Denise Di Novi, que debuta detrás de cámara después de haber trabajado durante dos décadas como productora.

La película se centra en Tessa Connover (Heigl) y Julia Banks (Dawson). Tessa apenas puede lidear con la idea de que su matrimonio se acabó, cuando su ex marido, David, le anuncia su compromiso con Julia. David no solamente lleva a Julia a vivir a la casa que alguna vez compartió con Tessa, sino que también la presenta con su hija, Lilly y la involucra en su día a día. Julia intenta establecerse en su nuevo rol de esposa y madrastra y cree que finalmente encontró al hombre de sus sueños, el que puede ayudarla a dejar atrás su tormentoso pasado. Sin embargo, los celos y la envidia de Tessa se desbordan hasta un extremo enfermizo, y diseña un plan para convertir el nuevo sueño de Julia en la peor pesadilla.

"Lo que me encantó de esta película fue la oportunidad de trabajar con mujeres notables y contar una historia de múltiples facetas sobre dos mujeres que luchan con la idea de la perfección y cómo cada uno se pierde en ese camino", dijo Rosario Dawson.

Katherine Heigl, por su parte, acotó sobre su personaje: "Siento una cierta simpatía y compasión por Tessa, porque ella no parece ser siempre una maníaca. Tessa está desconsolada, insegura y asustada, y no sabía cómo lidiar con nada de eso", contó. La actriz agregó que evitó hacer una caricatura de su personaje vengativo y aterrador, y así logró identificarse con sus miedos. "Su locura nace de la inseguridad y el miedo y la idea de que ella está aterrorizada de no lograr la perfección en su vida, en su matrimonio, con su hija y en sí misma. Ella cree que sin esta perfección todo su mundo se desmoronará. La desesperación de aferrarse a esta idea es lo que la lleva a tomar decisiones que cualquier persona sana no tomaría", explicó.

La directora Denise Di Novi estuvo trabajando como productora en Warner Bros. por más de 20 años, y llegó a la dirección por pedido de los famosos estudios. "Soy productora desde hace muchos años y para esta película me asocié con Alison (Greenspan). Estuvimos desarrollando el guión con otra directora, que se fue cuando una de las películas que estaba produciendo tuvo luz verde para comenzar la filmación. Preparamos una lista de otras realizadoras para Warner Bros., pero finalmente la compañía me pidió que dirigiera la película. Fue aterrador pensar en hacer esa transición, pero realmente era una oportunidad emocionante y yo estaba muy agradecida. Me metí en un ciento por ciento", aseguró.

Di Novi dijo que conectó con la historia muy profundamente. "Esta película es sobre la tiranía del perfeccionismo, eso de sentir que tenemos que ser perfectos en todo y hacer todo bien, y no podemos compartir nuestras debilidades o la verdad de lo que somos. Al mismo tiempo, la película es un paseo muy divertido y un thriller clásico. Siempre he sido una fan del género. Adrian Lyne es uno de mis directores favoritos. Así que me parecía una gran combinación", señaló.

En "Mío o de nadie" podemos ver en un pequeño papel a Cheryl Ladd, la recordada rubia de la serie "Los ángeles de Charlie". La actriz interpreta a la madre de la desequilibrada Tessa. "No fue fácil encontrar a alguien que fuera creíble como la madre de Tessa, y que tuviera igual belleza, inteligencia y nivel perfeccionismo", dijo la directora. "Cuando aparecen en la pantalla, Cheryl y Katherine son tal para cual", aseguró.

"Esta película habla de la tiranía del perfeccionismo, eso de sentir que tenemos que hacer todo bien sin mostrar las debilidades"

Comentarios