Luis Novaresio
Jueves 09 de Marzo de 2017

Una "complicada situación personal", el motivo del alejamiento de Novaresio de "Desayuno Americano"

El periodista rosarino se refirió a las razones que lo llevaron a tomar la difícil decisión. "Le estamos poniendo garra", aseveró

El periodista rosarino Luis Novaresio se despidió de sus compañeros y los televidentes del ciclo "Desayuno Americano" por problemas familiares y que tienen que ver con su madre. "Es una situación complicada, pero le estamos poniendo garra", aseveró Luis.

"Me fui de otro canal porque no la pasaba bien, me vine acá. Tengo cuatro personas a las cuales agradecerles mucho por mi trabajo en Buenos Aires: Mariano Grondona, que me trajo hasta acá sin conocerme; otro es Daniel Hadad y los otros dos son los hermanos Vila", arrancó a contar Novaresio en Desayuno Americano.

Luego, fue a los motivos que lo llevaron a tomar esa decisión: "Estoy bien, con una situación personal bastante complicada a la que le estamos poniendo garra. Tiene que ver con la salud de mi vieja. Eso ha trastocado mi dinámica de todos los días. De hecho, por eso no pude volver a Desayuno y un montón de cosas más. Pero estoy en líneas generales bien", continuó.

Y reveló: "El año pasado me iba a ir, pero yo me resistí porque estoy muy agradecido con Desayuno, por el formato, por lo que implica y particularmente por su conductora, que me ayudó a hacer un montón de cosas, como caminar y hablar. Es muy importante Desayuno Americano. Estoy súper agradecido, en especial a vos (en alusión a la conductora Pamela David). No nos conocíamos. Y me hice de amigos en este programa, como Adrián Pallares, que al principio no me quería".

"Le levanté la voz y enseguida le pedí disculpas", recordó Pallares sobre ese cortocircuito inicial. Novaresio, destacó: "aprendí un montón en este programa, a bajar la petulancia de creer que uno venía a explicar, y escuchar un poco más".

Finalmente, Luis habló sobre su mamá: "Soy hijo único de madre viuda con toda mi familia en el exterior. Mi pequeña familia que he formado son mis amigos. Por lo cual es un momento... un momento para estar. Mi vieja sufrió una fractura el 12 de enero. Ella es una mina fenomenal. Yo estaba afuera, en Italia. La llamo por teléfono y me dice: 'No te pongas nervioso. Estoy en terapia intensiva porque me quebré la cadera. Pero me van a operar en un rato, eh'. Este es el nivel de hidalguía y valentía de mi vieja. A partir de ahí vino la recuperación, que no es sencilla. Ella tiene una enfermedad poco frecuente: (síndrome de) Rendu-Osler-Weber. Pero está bien. Hasta el año pasado mi vieja tenía su auto y manejaba: ese es su nivel de independencia. Pero tiene una garra... En las situaciones críticas las mujeres son mucho más tenaces que los varones".

Y siguió: "Soy feliz por varias cosas: porque estoy con quien quiero, porque me va bien en mi trabajo y porque me he empezado a querer un poquito más. Soy menos implacable conmigo que lo que solía ser. Estoy disfrutando un montón de cosas, como disfruto de 'Debo decir'".

Embed



Comentarios