Cine | "El rey Arturo"
Martes 09 de Mayo de 2017

Un personaje legendario de la literatura medieval se renueva en la pantalla grande

El actor Charlie Hunnam y el director Guy Ritchie hablaron sobre el desafío de encontrar una voz propia para contar una historia clásica.

Una historia clásica de la literatura europea de la época medieval llega nuevamente al cine con "El rey Arturo", la última película del director británico Guy Ritchie, que se estrena este jueves. Ritchie, que se hizo famoso con filmes como "Snatch: cerdos y diamantes", "RocknRolla" y "Sherlock Holmes", se pone detrás de cámaras con un elenco de lujo, que incluye a Charlie Hunnam ("Pacific Rim", la serie "Sons Of Anarchy"), Jude Law ("El gran hotel Budapest", "Anna Karenina"), Astrid Bergès-Frisbey ("El sexo de los ángeles", "Piratas del Caribe 4") y Eric Bana ("Munich", "Hulk").

La trama comienza cuando el padre de Arturo es asesinado y Vortigern (Jude Law), el tío de Arturo, se apodera de la corona. Arturo (Charlie Hunnam), a quien le fue robado el derecho de nacimiento y no tiene idea de quién es, crece a los golpes en los callejones de Londonium, el actual Londres. Pero su vida da un giro inesperado al toparse con la espada Excalibur, que marcará su futuro. Entonces Arturo se verá obligado a tomar algunas decisiones difíciles: por un lado, tendrá que aprender a dominar esta espada y los poderes que conlleva. Y además se encontrará con nuevos personajes, como una joven misteriosa llamada Guinevere (Astrid Bergès-Frisbey), y con nuevos retos, como defender al pueblo de la tiranía del malvado Vortigern.

"Lo que realmente me interesó a mí y a Guy (Ritchie), y que es inherente a la leyenda sobre Arturo, es la idea de que los desafíos a los que nos enfrentamos sólo tienen el peso de nuestros temores", dijo el actor Charlie Hunnam. "Fue emocionante para ambos sintetizar el viaje de Arturo al concepto de que él debe conquistar sus temores más íntimos para construir la autoconfianza que le permitirá conquistar cualquier desafío externo. Ese es el viaje básico que Arturo toma en esta película", comentó.

Según Hunnam, este el camino clásico del héroe. "Recibís este llamado del deber, al cual te resistís debido al miedo. A continuación, pasás por varias pruebas para superar esos temores y construir la confianza y la habilidad para poder conquistar al dragón al final del viaje. Soy un gran admirador de «El héroe de las mil caras», de Joseph Campbell, que es básicamente cada cuento popular condensado a las siete u ocho historias que seguimos contándonos para darle sentido a la condición humana", explicó.

El realizador Guy Ritchie tuvo una referencia puntual para filmar su propia versión del rey Arturo. Se trata de la exitosa película "Excalibur" (1981), dirigida por John Boorman. "Me encantó lo que Boorman hizo en esa película. Es un género complicado de abordar, pero yo quería hacerlo", afirmó. En ese sentido, el director aseguró que el género de cine fantástico es particularmente difícil de desarticular. "Es muy fácil para un director quedarse con un género con el cual él está familiarizado. Y es un desafío cuando te salís de ese camino", apuntó. "Tenés que usar puntos de referencia con los que sentís empatía, pero tampoco podés copiar versiones anteriores. Entonces tenés que correr el riesgo y tratar de salir ileso. ¿Vas a hacer algo divertido? ¿Vas a hacer algo serio y divertido? Lleva un tiempo largo encontrar tu propio tono y tu propia voz, y eso es un desafío. Eso también me pasó con «Sherlock Holmes». Era un género que no había probado antes, y tuve que encontrar mi propio estilo. En ese proceso uno duda mucho. Por ahí tenés confianza y después volvés a dudar. En «El rey Arturo» hay elementos de distintos filmes que a mí me gustan, pero no podría relacionarla con una película en particular", se explayó.

Charlie Hunnam se hizo conocido en Gran Bretaña en la serie "Queer As Folk", y después ganó fama mundial por su papel de Jax Teller en la serie "Sons Of Anarchy". Pero esta es la primera vez que tiene un protagónico tan importante en el cine. "Traté de no sentirme intimidado por eso", comentó. "Trabajé tan cerca como pude con Guy. El vio que yo podría ser un poco demasiado exigente conmigo mismo, por lo que su prioridad era que ambos nos divirtiéramos todos los días y disfrutar de lo que estábamos haciendo. Hay algo muy estable y seguro sobre Guy y su proceso. Así que seguí su ejemplo", afirmó.

Comentarios