Escenario
Domingo 05 de Marzo de 2017

"Trainspotting 2", "El viajante" y "Logan", los estrenos de la semana

La historia continúa dos décadas más tarde, con sus mismos protagonistas

"El viajante", una historia de venganza

Calificación: ****. intérpretes: Shahab Hosseini, Taraneh Alidoosti, Babak Karimi y Mina Sadati. Dirección: Asghar Farhadi. Género: drama. Salas: Del Centro, Showcase, Hoyts y Village.

El viajante" es un relato eminentemente urbano —los reflejos de los edificios de Teherán se cuelan a cada rato en el filme— y es una historia de venganza. La de Emad, sobre el hombre que entró y salió de su casa en su ausencia y golpeó a su mujer que estaba en el baño a punto de ducharse. Lo que pasó en ese instante y en ese departamento será un misterio que recorrerá la película de punta a punta. La historia de "El viajante" es la de un matrimonio de actores de teatro de Teherán que abandona su departamento por peligro de un derrumbe. Por fortuna, uno de sus compañeros de elenco de la puesta "Muerte de un viajante" (que no tiene correlato ni metáfora alguna con la historia que cuenta el filme) les ofrece una vivienda por un tiempo. Claro que ninguno sabe hasta ese momento los problemas que le acarreará a la pareja el nuevo departamento. Es de destacar la maestría de Farhadi para ir formando una enorme bola de nieve desde un incidente doméstico, a partir del cual aparecen revelaciones relacionadas a lo lejana que siente la gente a la Justicia y al patético honor masculino. Una gran película, ganadora del Oscar al mejor filme extranjero; drama familiar, intriga, emociones fuertes y sentimientos miserables, con una cámara siempre inquieta y pegada al ritmo nervioso de los personajes.

Por José Cavazza


"Trainspotting 2", un viaje a la nostalgia

Calificación: **. Intérpretes: Ewan McGregor, Robert Carlyle, Jonny Lee Miller, Ewen Bremner. Dirección: Danny Boyle. Género: Drama. Salas: Hoyts, Monumental, Showcase y Village.

Y 20 años después llegó la secuela de la película más revolucionaria de los 90, "Trainspotting 2", la desafiante historia sobre el cuarteto más temible de Edimburgo inmerso en la heroína. La historia continúa dos décadas más tarde, con sus mismos protagonistas: Mark Renton, quien regresa a su ciudad natal, después de haberse recluido en Amsterdam, para reencontrarse con sus viejos amigos: David "Spud" Murphy y Simon "Sick Boy" Williamson y Francis "Franco" Begbie. Entre la locura y las tradiciones escocesas, estos cuarentones intentan reconstruir el vínculo y saldar viejas traiciones. Lo cierto es que la primera entrega fue visualmente innovadora, con personajes memorables y el mejor soundtrack; "Born Slippy" de Underworld. Imposible escuchar el tema y no viajar a las escenas de la película del 96. Pero esta vez las imágenes lisérgicas se esfuman para darle paso a la nostalgia y el abuso del pasado. La secuela cae en un error imperdonable, la constante referencia a la primera película que hace que la historia no avance ni tenga sentido por sí misma. La melancolía inunda cada escena y lo que es más grave aún, casi no hay impacto visual. Spud se lleva todos los créditos de esta secuela tardía y para el pesar de muchos fans, terriblemente tibia.

Por Luciana Boglioli


"Logan", los héroes envejecen

Calificación: ***: Intérpretes: Hugh Jackman, Patrick Stewart, Dafne Keen y Stephen Merchant. Dirección: James Mangold. Género: aventuras. Salas: Hoyts, Monumental, Showcase y Village.

Los héroes envejecen. En la larga saga de los X-Men, Logan tuvo un papel central y ahora le llega el momento de retirarse. Al menos esta fue la última vez que Hugh Jackman interpretó a Wolverine-Logan, y el recuerdo que deja de este personaje icónico de la franquicia se acerca mucho a la idea que exploraron otros directores en torno a la vulnerabilidad y la declinación de los poderes. Esa cierta fragilidad genera empatía e implica un costado realista que contrasta con la naturaleza fantástica de los personajes. Y también político, con referencias más o menos sutiles a la relación entre mexicanos y estadounidenses. Un combo que funciona gracias al director James Mangold que encontró el equilibrio entre el western y la acción, y que además ofrece guiños a Marvel.

   Pero, en definitiva, “Logan” no deja de ser un buen entretenimiento, solo que, además y para esta despedida de Jackman, con reparos para ser vista por niños. La violencia que muestra el personaje es extrema y con una vida cotidiana de héroe en decadencia y con problemas con el alcohol y la vista. En ese punto muerto arranca el filme, con Logan viviendo en una limusina que usa como medio de vida, con achaques, su cuerpo con dificultades para autocurarse y una personalidad intolerante, y haciéndose cargo de Charles, la mente más poderosa del mundo (un buen trabajo de Patrick Stewart), escondido en un viejo tanque de agua en el desierto mexicano, con una enfermedad degenerativa y a quien hay que sedar todos los días. Habituado a ese estado de cosas, todo cambia cuando aparece una mujer que le pide que salve a una niña, Laura, que obviamente no es una nena común, y que probablemente, en la saga encuentre una de sus herederas.

Por Rodolfo Bella

Comentarios