Escenario
Domingo 17 de Septiembre de 2017

"The deuce", sexo, intrigas y millones de dólares

Hoy se estrena la nueva serie estrella de HBO, que cuenta cómo nació y creció la industria del porno desde las calles de Nueva York.

Times Square, el centro de Nueva York, a principios de los años 70. Allí se mueven prostitutas, proxenetas, policías y personajes de la mafia. Y ahí también nació y empezó a consolidarse una industria multimillonaria: el porno. Esa es la sórdida y apasionante historia que cuenta "The Deuce", la nueva serie estrella de HBO que se estrena hoy, a las 21, en la pantalla chica. Protagonizada por James Franco y Maggie Gyllenhaal, la primera temporada de "The Deuce" cuenta con ocho capítulos de una hora cada uno. La expectativa es grande porque los creadores y guionistas de la serie son David Simon ("The Wire", "Treme", "Show Me A Hero") y uno de sus habituales colaboradores, el prestigioso escritor George Pelecanos. Además, la producción es lujosa: sólo el primer capítulo costó 12 millones de dólares.

   "The Deuce" sigue el crecimiento de la cultura de la pornografía desde los años 70 hasta mediados de los 80, mostrando su legalización y su imparable auge. El centro de la escena es Nueva York, específicamente Times Square y la conocida calle 42. El título de la serie ("el diablo") se relaciona con el sobrenombre con el que los neoyorquinos llamaban a esa calle intransitable —llena de prostitutas y sex shops—, y que en los años 90 el alcalde Rudolph Giuliani y su política de "tolerancia cero" transformaron en una zona "limpia" y privilegiada de la Gran Manzana.

   La serie muestra a dueños de bares, mozos, prostitutas, proxenetas, policías y otros personajes de la vida nocturna en un universo de sexo, crímenes, emergencias y violencia. Allí, el negocio de la pornografía comienza a ascender de las casas de masajes y de las productoras de películas, apoyadas por la mafia, hasta ocupar un espacio de legitimidad e importancia cultural. Como trasfondo también se muestra el fin de la guerra de Vietnam, la pérdida de la industria tradicional, la para entonces incipiente epidemia de cocaína y el impacto posterior de la llegada del Sida.

La historia real. Aunque "The Deuce" fue creada como una serie de ficción, es fruto de mucha investigación del productor Marc Henry Johnson, que cuenta el funcionamiento del submundo del porno por medio de las historias reales de dos hermanos gemelos que terminan trabajando para una familia mafiosa, los Gambino. Esas historias —reveladas por uno de los hermanos que falleció pocos meses antes del comienzo de rodaje de la serie— son un eje fundamental de la narrativa, ampliada con investigaciones adicionales y entrevistas con otras personas que participaron de ese universo.

   James Franco ("127 horas") es el que interpreta a los hermanos gemelos Vincent y Frankie Martino. El primero es un hombre casado, padre de dos hijos pequeños, y barman nocturno que tiene un claro espíritu emprendedor. El segundo es un estafador y apostador compulsivo lleno de deudas. Vincent atrae el interés de un miembro de la mafia bien conectado, Rudy Pipilo (Michael Rispoli), que representa los intereses financieros de la familia Gambino en el negocio del sexo en el centro de Nueva York. Frankie, que sólo sobrevive con el apoyo de su hermano, está cada vez más interesado por los negocios de Pipilo.

   Por otro lado está Candy (Maggie Gyllenhaal), una prostituta independiente que se niega a trabajar bajo el dominio de los distintos proxenetas que controlan las calles. Ambiciosa e inteligente —y ya un poco cansada del trabajo en la calle—, entra al nuevo negocio de las películas pornográficas, donde ve potencial para sí misma y para sus compañeras.

   Según James Franco, la serie "muestra que, al trabajar en la calle, las mujeres necesitaban proxenetas que las protegieran, y se volvían muy dependientes de ellos. Pero al moverse el negocio puertas adentro, en prostíbulos, los proxenetas dejaban de ser necesarios, porque las mujeres ya no necesitan esa protección", relató. "Después de «Garganta profunda» (la mítica película porno de 1972), la gente comenzó a mudarse a Nueva York y a Los Angeles para poder actuar en pornografía sin tener que pasar por la prostitución. Esa fue una segunda generación actuando en pornografía. «The Deuce» también refleja ese proceso", explicó el actor.   

Porno y capitalismo. De acuerdo a lo que adelantan las críticas (la serie ya se estrenó en EEUU), "The Deuce" contiene fuertes escenas de sexo explícito, que son muy poco habituales en la TV. Su creador y guionista, David Simon, siempre ha defendido su forma no tradicional de hacer televisión. Y ya es mítica su frase "que se joda el espectador medio". "En realidad es «que se joda el espectador casual»", aclaró en una reciente entrevista. "No creo que sea un buen consejo para un canal abierto", reconoció. "Ahí probablemente sería contraproducente decirlo y hacerlo. Pero me da igual. Si podés estar haciendo la comida, ir al baño y seguir viendo la serie como si nada, no me interesa. Yo no leería un libro en el que los capítulos son intercambiables. Estamos pidiendo a la gente que invierta mucho tiempo en nuestra serie. Así que tenemos que tomarlo en serio", afirmó.

   La historia sobre los inicios de la pornografía que promete "The Deuce" también es una excusa para mostrar un retrato realista, crudo y político sobre cómo era la calle 42 y la ciudad de Nueva York en los años 70. Y además encierra una explicación de cómo funciona el capitalismo, porque la serie refleja cómo el porno deja de ser un negocio marginal y fuera de la ley para convertirse en uno legal que empezó a generar millones de dólares. "Es una historia sobre el mercado del capitalismo y el auge de una nueva industria: qué pasa con el mundo cuando algo que se supone que no debe ser vendido abiertamente comienza a ser legítimo", dijo Simon. "No se me ocurre nada que pueda ilustrar mejor la historia del capitalismo", aseguró.

Comentarios