Escenario
Martes 28 de Marzo de 2017

Supermax, una feroz competencia dentro de una cárcel de máxima seguridad

El thriller cuenta la historia de un reality show ambientado en una prisión. Laura Novoa, Antonio Birabent, Cecilia Roth y Juan Pablo Geretto, en el elenco

Después de estar largos años clausurada a raíz de un sangriento motín, una de las más antiguas y famosas cárceles del continente americano, anclada en medio de un desierto infinito, vuelve a abrir sus puertas convertida en el imponente escenario de un reality show. Durante las 24 horas del día la trama acompaña los desafíos físicos y psicológicos extremos que ocho participantes deben superar para ganar un premio de dos millones de dólares. Pero antes que nada, el verdadero límite que deberán afrontar serán sus propias obsesiones, culpas y miedos. Este es el punto de partida de "Supermax", la miniserie que se estrenará hoy, a las 22, por la TV Pública.

El ciclo —con autoría de Mario Segade y dirección de Daniel Burman— está protagonizado por Laura Novoa, Antonio Birabent y el actor cubano Rubén Cortada. En el elenco también figuran estrellas como Cecilia Roth, Santiago Segura y el rosarino Juan Pablo Geretto. El rodaje de "Supermax", que la Televisión Pública argentina produjo junto con la cadena brasileña Globo, se llevó a cabo en las alturas de Salinas Grandes, en Salta, en julio pasado.

Castigo y ambición

"Mi personaje es psicológicamente complejo", dijo Novoa al explicar a Télam que su papel como Lorna en esta miniserie le llegó "en un momento de madurez personal en el que puedo valorar más lo enorme que es el proyecto". Lorna "es una mujer que tiene su castigo por su propia ambición, no es una heroína. La destrozan, tiene un momento precioso de locura, después vive una situación hermosa cuando se encuentra con su verdadero amor, y un instante de lucidez para pedirse perdón por lo que se convirtió. Es muy shakespereano", puntualizó.

El programa —en voz de sus protagonistas— empieza mostrando una historia que tiene muchas capas, pero luego el relato se dispara para cualquier otro lado. En tal sentido, en un inicio trata de ser una crítica al reality show y a lo que devino en ese "manoseo" humano de mostrar las miserias en la televisión.

Antonio Birabent, quien encarna al esposo de Lorna y es el único participante que corre con ventaja por haber conocido previamente la prisión, contó que su personaje "fue Francisco en el pasado y es Sandro en el presente". "Su forma de ser hizo que fuera un líder tiempo atrás y esa característica reaparece cuando comienzan los problemas en la cárcel", comentó.

El tercer personaje de una relación sinuosa y oscura es el cubano Rubén Cortada, quien irrumpió en la televisión española con la serie "Bandolera" en 2011, y ahora se pone en la piel de Mercurio Salgado. "Mercurio es un hombre tóxico y dañino que no tiene banderas. Desde que tiene consciencia está solo, nadie lo cuidó, no tuvo familia y siempre participó de bandas delictivas porque fue lo que tuvo a mano para sobrevivir. Utiliza lo que tiene que utilizar para llegar a donde sea", describió Cortada.

Entre la realidad y la ficción

Este thriller psicológico coquetea constantemente con la realidad y la ficción, y muestra "un alto nivel de psicopatías en cada uno de los personajes", expresó Cortada. Mercurio, sin escrúpulos; Sandro, sometido a diversas situaciones de violencia, y Lorna cegada por la codicia. Sin embargo, en algún momento de esta ficción, las vidas de Sandro y Mercurio se cruzan con la de Lorna quien, antes de resultar herida, de ser abandonada en el motín ocurrido en la cárcel una década atrás y secuestrada por un policía, había sido la jefa de una banda criminal.En el centro del desequilibrio aparece Augusto que, interpretado por Nicolás Gold, busca que Sandro ingrese al reality. El, al igual que Lorna, está conectado al pasado de Sandro e intenta movilizar su historia.

La ficción —primera coproducción que Globo orienta al mercado hispano y que cuenta también con el apoyo de Mediaset España, TV Azteca de México y Teledoce de Uruguay— se construye sobre la combinación de escenas actuales y viajes en el tiempo, y entre la fantasía y lo palpable. "El programa tiene acción y suspenso, pero también aparecen las miserias humanas y las virtudes, valores como el compañerismo y otros aspectos que me parecen más cercanos al plano de lo real", opinó Gold. "El encanto tiene que ver con los guiones: algunos estaban terminados y otros se fueron definiendo en el camino. Fue un trabajo que tuvo mucho de planeamiento pero también mucho del momento", apuntó por su parte Birabent.

equipo. Daniel Burman (arriba) dirige a un gran elenco que cuenta con Juan Pablo Geretto y Guillermo Pfenning.

Comentarios