Escenario
Domingo 19 de Marzo de 2017

"Silencio", Casi leyendas", y "Elle", los estrenos bajo la lupa de Escenario

La fe mueve montañas y también las derrumba. Martin Scorsese eligió un título inmejorable para contar una historia de creencias religiosas, pero más aún de límites humanos y de escalas de valores.

"Silencio", la cruz de ser un cristiano

Calificación: ****. Intérpretes: Andrew Garfield, Adam Driver, Liam Neeson, Yosuke Kubozuka y Tadanobu Asano. Dirección: Martin Scorsese. Género: Drama. Salas: Monumental, Del Centro, Hoyts, Showcase y Village.

La fe mueve montañas y también las derrumba. Martin Scorsese eligió un título inmejorable para contar una historia de creencias religiosas, pero más aún de límites humanos y de escalas de valores. "Silencio" se estructura desde el derrotero de dos sacerdotes portugueses del siglo XVII que viajan a Japón en búsqueda de su mentor, el Padre Ferreira (Liam Neeson, inexpresivo como siempre). Ferreira renunció al cristianismo y eligió una nueva ruta en su vida, pero sus discípulos Rodrigues (brillante Andrew Garfield) y Garupe (Adam Driver, con 23 kilos menos para este rol) quieren saber por qué. En el afán de hallar respuestas llegarán a tierras japonesas en plan de clandestinidad y tomarán visibilidad al comenzar a evangelizar a otros cristianos que estaban necesitados de referentes de cruz en pecho. Todo se oscurece peligrosamente cuando el padre Rodrigues viaja a Nagasaki y se topa con la opresión budista. La peor tortura para el sacerdote cristiano se convierte paradójicamente en lo mejor de la película de Scorsese. Porque a través de métodos tan perversos y crueles como sutiles, Ferreira se pondrá de cara a su lealtad a Dios y a su resistencia. Y en ese delgado equilibrio quizá el silencio sea un faro para iluminar su camino.

Por Pedro Squillaci


"Casi leyendas", un flashback rockero

Calificación: ****. Intérpretes: Santiago Segura, Diego Peretti, Diego Torres, Claudia Fontán. Dirección: Gabriel Nesci. Género: Comedia. Salas: Hoyts, Monumental, Showcase y Village.

Con la mirada puesta en la nostalgia y el rock, el director de “Días de vinilo” y “Todos contra Juan”, regresa con “Casi leyendas”, una comedia que divierte y cautiva. Los perfiles de sus protagonistas son el principal acierto; el actor español Santiago Segura, el mítico Torrente, interpreta a Axel, un friki solitario con problemas de comunicación que está exiliado en España, trabaja manteniendo computadoras y vive para cuidar a su padre que está en un geriátrico. Por otro lado, Diego Peretti es Javier, un profesor de biología que no puede superar la muerte de su esposa ni conectar con su hijo adolescente. Y Diego Torres encarna a Lucas, un abogado ambicioso y corrupto que acaba de divorciarse y de ser despedido. Este trío tan disímil como atractivo supo tener una banda de culto en su juventud, Auto Reverse, que los va a llevar a reunirse después de 25 años y a plantearse los valores de la amistad, la madurez, el compromiso y el éxito. El peso del filme recae en el personaje de Segura que sufre del síndrome de Asperger y debe afrontar las dificultades que esto conlleva, con la brillantez que sólo puede brindar este actor. El guión, también escrito por su director, con momentos de humor muy elocuentes y una dosis musical muy marcada, hacen de esta película una pieza agradable, original y claramente valiosa.

Por Luciana Boglioli


"Elle: abuso y seducción", juegos de perversión

Calificación: ***. Intérpretes: Isabelle Huppert, Laurent Lafitte, Anne Consigny, Virginie Efira y Christian Berkel. Dirección: Paul Verhoeven. Género: Thriller. Salas: Del Centro, Showcase, Hoyts y Village.

La última y elogiada película de Paul Verhoeven (“Bajos instintos”, “El vengador del futuro”, “Robocop”, “El libro negro”) empieza sin anestesia: una mujer es brutalmente violada en su casa por un hombre enmascarado, pero ella se niega a hacer la denuncia y pretende encontrar por sus propios medios al violador. Con el paso de los minutos sabremos que Michèle Leblanc es una mujer compleja: su padre fue un tristemente célebre asesino serial en los años 70, su madre es adicta a las cirugías estéticas y sale con un taxi-boy, y su hijo es un dominado que está por ser padre y ella lo desprecia. ¿Algo más? Sí: “ella” extraña a su ex marido y le plantea escenas de celos, es amante del esposo de su mejor amiga y es una jefa implacable en una compañía que crea videojuegos sádicos y violentos. “Elle” arranca como una atrapante mezcla de thriller psicológico, drama y comedia negra. Se sabe que Verhoeven es un provocador, y la perversión y la ambigüedad son su juego. Sin embargo, en este caso peca de excesivo: sus vueltas de tuerca terminan mareando, se distrae demasiado con las subtramas y su “estudio de personaje” se diluye y pierde fuerza. Es más, en los últimos minutos su protagonista se convierte casi en una caricatura, en una resolución apurada y muy poco convincente. Si “Elle” funciona por momentos y se sostiene es por el increíble trabajo de Isabelle Huppert (ganadora de un Globo de Oro y nominada al Oscar por este papel). La mirada fría y a la vez excitante de Huppert es la que mantiene la intriga y hace que algunas escenas sean inolvidables. Con su natural sofisticación, la actriz francesa le imprime al personaje un vuelo y una variedad de matices delicados que la película no tiene.

Por Carolina Taffoni


Comentarios