Escenario
Lunes 24 de Julio de 2017

"Siempre vi a este personaje como un traje a medida"

Oscar Martínez obtuvo el sábado el Premio Platino en Madrid al mejor actor protagónico por la película de Gastón Duprat y Mariano Cohn

Oscar Martínez, que el sábado ganó en Madrid el Premio Platino por su trabajo en "El ciudadano ilustre", afirmó que el papel de un escritor que se hace famoso en Europa y regresa después de muchos años al pueblo donde nació fue "un traje a medida" ideado por los directores Gastón Duprat y Mariano Cohn.

"El ciudadano ilustre" se impuso como mejor película iberoamericana en la gala de Premios Platino, dominada por la reivindicación política y social (ver aparte).

La exitosa cinta, que narra en clave cómica e irónica el regreso de un consagrado escritor al pueblo natal de la Argentina rural de la que huyó años atrás, también se llevó los galardones al mejor guión, de Andrés Duprat, y al mejor actor,

Ganador del premio David de Donatello del Festival de Venecia por la misma interpretación, el actor elogió la universalidad de esta realización: "La película tiene un recorrido internacional tan espectacular que uno puede balbucear algún tipo de interpretación. Pero la verdad es que escapa a lo que uno pueda pensar, porque así como cada espectador tiene su manera de vivir un hecho artístico, leer una novela o mirar una película, más allá de las interpretaciones más o menos masivas, cada uno tiene su propia subjetividad. Lo mismo pasa con los países", dijo Martínez.

Respecto a la identificación que tiene la película con distintos públicos, indicó: "En Italia me decían «esta es una película italiana, esto puede ocurrir acá». En España el año pasado se hizo la avant premiere y el público y la prensa me decían lo mismo: «Esto es una película española». Y por otro lado, no deja de ser muy argentina la película. Eso se logra cuando algo trasciende el costumbrismo, cuando no es mero pintoresquismo superficial. Cuando está el corazón humano ahí, evidentemente eso difiere poco, independientemente del lugar donde hayas nacido o el idioma que hables".

"El ser humano más allá de su identidad cultural, evidentemente no difiere tanto. Las pasiones, las envidias, los resentimientos, el fanatismo, el chauvinismo, no son propiedad de los argentinos, de los españoles ni de los italianos. Y creo que la película tiene eso, es honda y muy diferente. Y por eso funcionó tan masivamente", agregó.

Para Martínez hay mucho de su faceta de dramaturgo en Daniel Mantovani, el personaje que interpreta en el filme: "Siempre me sentí muy seducido por la trastienda del escritor, por el oficio, los rituales, las manías, las neurosis. Tengo muchos libros acerca de eso. Entonces cuando leí el guión me sentí involucrado desde el primer momento. Sentí que entendía a ese personaje cabalmente, porque seguramente hay mucho de mí. Si bien yo no soy tan extremo como él, lo comprendo, entiendo su neurosis, sus fobias, su perfeccionismo, sus temores. Lo entendí perfectamente desde el primer día".

Al referirse al vínculo que tuvo con los directores el día que le ofrecieron el papel, recordó que Duprat le dijo: «Estamos escribiendo un guión para vos desde 2011, que no podría hacer ningún otro actor». "Yo no lo conocía y pensé: «Qué presuntuoso este pibe». Pero cuando leí las dos primeras páginas ahí vi que tenía razón, que el personaje era un traje a medida. Siempre sentí eso".

Por último, y tras destacar que es muy probable que vuelva a trabajar con la misma dupla de directores, señaló: "Yo ahora tengo otros proyectos en España y en Nueva York, donde estoy filmando una coproducción entre Estados Unidos, México y Bolivia dirigida por Rodrigo Bellot, un director boliviano que vive hace muchísimos años y estudió cine allá. Es un libro muy hermoso y lleva un título en francés que significa «te extraño» en castellano".

"El ser humano, más allá de su identidad cultural, no difiere tanto. La película es diferente, por eso funcionó tanto"

Paulo Pécora

Telam

Comentarios